Pueblos de Salamanca

La cultura del membrillo

Curiosidades sobre este fruto que seguro desconoces

14.10.2015 | 17:08
Membrillero floreciendo.
Membrillero floreciendo.

Los días soleados del mes de octubre, cuando aún los rayos tienen bastante intensidad, comienzan a madurar los membrillos, una de las últimas frutas de la temporada.
 
Es curiosa la historia de este fruto, enraizado en la cultura tradicional de los pueblos, llamándome siempre su atención. Los membrilleros no han conseguido la categoría de árboles, se han quedado en simples arbustos, pero cuando se adornan con su fruto maduro, consiguen emocionarnos a más de uno.
 
Ha sido este arbusto una planta dejada de la mano de Dios por los agricultores, pocas veces lo han plantado expresamente, siempre ha sido relegado a los espacios menos productivos, alejados de las entradas de las huertas o fincas, se han adueñado de barrancos, lindes, conviviendo y luchando con las zarzas y otras especies arbustivas para ganar su espacio. Pocas veces, tenían las atenciones de la poda o el abonado, por lo que sus ramas casi siempre han crecido sin control, entrelazándose entre sí, formando una maraña que dificultaba la recolección de los frutos.


 
Su flor rosácea de cinco pétalos, aparece cuando las hojas han recubierto sus ramas, por lo que a pesar de su belleza, suele pasar bastante desapercibida, y ello unido a los pocos ejemplares, diseminados por la vega de Ciudad Rodrigo, le es difícil competir con los demás frutales cuya floración es más explosiva.
 
Al fruto le pasa lo mismo, aparece enclenque, quizás por eso, pronto se recubre de una pelusa, que prácticamente lo hace invisible. Así permanece todo el verano camuflado entre las hojas, hasta que los últimos coletazos del sol del verano le despiertan y ¡vaya cómo lo hace! Con bastante rapidez, comienza a engordar, a desprenderse de su protección- algunos llegan hasta el final con ella- y empiezan a teñirse de amarillo. Los membrillos, al ser los últimos frutos, parece que quieran adueñarse del último sol antes de que baje hacia el solsticio de invierno y pierda toda su fuerza.

La maduración, que ocurre lentamente, conlleva uno de los pasos más bellos que podamos ver en los frutales, consiguiendo que estos arbustos arrinconados y olvidados se conviertan por unas semanas en los protagonistas del otoño. ¿Quién no ha echado mano alguna vez del refrán “el sol de madura membrillos”, cada vez que el sol de octubre se hace notar más de la cuenta?. Hasta el proceso le dio juego a Víctor Erice y Antonio López para rodar la impactante película-documental “El sol del membrillo”. Además a lo largo de la historia cantidad de pintores, fotógrafos, artistas han sido seducidos por ellos.

De mis años de trabajo en el campo, recuerdo que la única atención que le dedicábamos era su recogida. Para no desentonar con su devenir, el precio que se pagaba era irrisorio, pero los membrillos no los comían los animales, así que no había más remedio que recogerlos, -si aquel año los compraban-, que a veces había que dejarlos en el árbol porque nadie los quería. En su recogida no teníamos ningún tipo de cuidado, todos valían, no importaba golpearlos, a veces lo hacíamos con saña, era la última cosecha, habíamos tenido ya bastante delicadeza con las ciruelas, manzanas, peras, tomates…

El amarillo del membrillo, impacta, pero ¿y su olor? Siempre se utilizó para ambientar las cocinas, colgando los mejores ejemplares en los ganchos donde se oreaba la matanza, incluso hasta los armarios-con el riesgo que se podían olvidar y pudrirse- Actualmente compite sin problemas con ambientadores artificiales, es gratificante ver cómo en estas fechas consigue entrar en los coches, oficinas, tiendas…para indicar siempre su presencia.

Y último qué decir de su sabor agrio, fuerte, áspero, siendo difícil hincarle el diente. Será el paso del tiempo el que irá domando su recio carácter o en su caso, siempre estará el dulce de membrillo. Es éste un postre que en todas las casas se hacía y aún se sigue haciendo en estas fechas, y que entonces, suponía endulzar las meriendas de los más pequeños, rompiendo la monotonía campesina.
Recetas para hacer el dulce de membrillo hay para dar y regalar. Combinando la receta de mi madre y mi suegra, he conseguido personalizar la mía que quiero compartir con los lectores.

Ingredientes: 3 kg de membrillos no hace falta pelarlos, eso sí quitarles las semillas (con ellas se hacía pegamento), 2 kg de azúcar, un vaso de agua. Se cortan en trozos pequeños y se ponen a cocer conjuntamente con el azúcar y el agua. Cuando veamos que están cocidos, se baten con la batidora y se siguen cociendo un tiempo para que adquiera la pasta el color dorado que deseemos.

Por último, para conseguir una buena nota, es conveniente pasarlo por el pasapurés, se echa en un tetrabrik vacío (importante reutilizar) y conseguimos un cilindro de dulce de membrillo que con queso o unas galletas está para chuparse los dedos.

Para acceder a la sección 'Viva mi Pueblo' pulse aquí

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Si quieres enviar una noticia para publicarla en este pueblo, pulsa aquí.
Si prefieres seleccionar otro pueblo, pulsa aquí.

También puedes suscribirte a nuestra newsletter pulsando aquí.

El Ayuntamiento

Alcalde 
 Juan Tomas Muñoz Garzon 
Dirección 
Plaza Mayor, 27 37500 
Teléfono 
923 49 84 00 

Web www.aytociudadrodrigo.es 
El Municipio

Fiestas locales 
20 de enero y 8 de septiembre 
Dist. Capital 
88 Km. 
Población 
13.209 habitantes 


La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies