Medio centenar de jubilados y pensionistas salmantinos disfrutan en la Manga del Mar Menor

El grupo de viajeros quedó encantado tras una semana de viaje repleta de actividades y grandes momentos

16.04.2018 | 11:33
Grupo de salmantinos a las puertas del hotel en el que se alojaron.

Gracias al IMSERSO y a un programa de Vacaciones para Mayores de una agencia de viajes, medio centenar de salmantinos han podido disfrutar de una semana de vacaciones por un precio bastante asequible y en un sitio privilegiado, con un clima envidiable, que contrastaba con los ramalazos invernales que sufría y sufre Salamanca y además en un "envidiable" hotel, de 4 estrellas, en la Manga del Mar Menor y que se halla a la entrada, en el kilómetro 1 de la Manga, entre el Mar Mediterráneo y el Mar Menor, una sede murciana que en su día solicitamos y, reuniendo los requisitos exigidos, formábamos el "grupo de Salamanca" que iniciábamos el viaje de estas vacaciones.

La mayoría de los salmantinos eran matrimonios, excepto alguna persona que iba "suelta", sin su pareja, que a las 10:30 del día 2 de abril salían de la Estación de Autobuses salmantina? Allí fueron 43 viajeros, que hicieron su primer parada en Peñaranda de Bracamonte para recogernos a dos matrimonios de la zona: Santos y Mary, de Gajates; y Matilde y Paco, de Cantaracillo. La guía del bus nos revisó los billetes, nos señaló los asientos que nos correspondían y con los 47 completos de la lista se reanudó el viaje.

Ya camino de Madrid, hicimos una parada para comer en un restaurante de Villacastín, donde tras tomar un café continuamos derechos hacia la capital de España, en la estación de Chamartin, para montar en el tren que nos llevaría hasta Murcia. Allí tocó cambio de guía, que nos facilitó nuestro vagón y asiento correspondiente, y a las 16:29 nos pusimos en marcha para llegar a la estación del Carmen en Murcia. Llegamos a nuestro destino pasadas las 21 horas, en un experiencia del "Altaria" que no fué nada positiva, pues resultó lento, pesado, de 4.5 horas y llegamos ya de noche.

Allí de nuevo cambiamos de guía y nos esperaba un bus que en 50 minutos nos dejó en la misma puerta del hotel; bajamos nuestros equipajes en una sala destinada a maletero y fuimos derechos al comedor para cenar primero, detalle que agradecimos y al finalizar la cena fue cuando fuimos pasando por recepción para formalizar nuestro ingreso. Allí nos dieron las instrucciones necesarias, número de habitación con su llave y el primer saludo del hotel que corrió a cargo de la encargada de marketing y eventos del hotel y que nos saludaba en nombre del Director General, insistiendo en que nos recibían con los brazos abiertos y se ponían a nuestra total disposición para que nuestra estancia fuera lo más cómoda y placentera, y que al finalizar nuestra estancia en el hotel fuéramos para Salamanca contentos y felices.

Nos anunció una primer reunión del grupo con la guía de la agencia de viajes a las 10 de la mañana, mientras un par de empleados nos sacaban las maletas para que subiéramos a nuestras habitaciones y tomáramos posesión y contacto con lo que iba a ser nuestro hogar en los próximos siete días. La habitación fenomenal, muy amplia, con todo lujo de detalles y a escasos metros del mar Mediterráneo, en primerísima línea de playa. Todo un lujo de mirador desde nuestros balcones.
El comedor excelente, en limpieza y atenciones de los numerosos camareros. El bufet amplio y diverso, con variedad en ensaladas, carnes y pescados, amén de otras delicias.

Teníamos muchas excursiones disponibles: ir a Caravaca de la Cruz, a Murcia para admirar la obra de Salzillo, a Águilas, el puerto de Mazarron, a Lorca, a Alicante y Orihuela, a Cartagena visitando el teatro romano, al parque minero de la Union a Elche, otra a Torrevieja con su mercadillo, otra a Crevillente con su fábrica de peletería o el paseo en barco por las islas del mar Menor, a San Javier, en fin, amplio repertorio, incluso, una nocturna a Benidorm con cena y espectáculo.

Nada que lamentar dentro del grupo salmantino y a nivel de grupo reinó la alegría y la unión en todos los aspectos, todos quedamos contentos y muy felices. Finalmente y como resumen final, nuestro agradecimiento a Miguel Angel, director general, a Yolanda Paredes, de eventos e igual que a ellos todos los que tenían alguna responsabilidad, como los guías Simón y Alejandro, el Jefe de restauración, que nos controlaba en el comedor, Teo Sánchez, al equipo de camareros y a sus ayudantes, atentos y serviciales destacando José María Delgado Ruiz.

Y como broche final un consejo aunque me expongo a que me excomulgue mi párroco Don Pedro. Desde bien pequeño, en la escuela, me enseñaron que Dios creó a Adán y Eva y los instaló en el paraíso terrenal, yo lo creí y lo creo y como creyente que soy me atrevo a decir a mis compañeros de viaje y a mis lectores de la Gaceta, creerme si os digo que un grupo de salmantinos hemos conocido y visitado un hotel durante este viaje, que es un "anexo" a ese Paraíso que no debéis de moriros sin visitar y conocer. Para mis compañeros de viaje, para lo responsables de IMSERSO y de la agencia encargada de organizar el viaje y para todos el equipo del hotel, MUCHAS GRACIAS y para todos vosotros, si tenéis una oportunidad de visitarlo, no la desperdiciéis.
 
Puedes subir a ´Viva mi Pueblo´ la información y las fotografías de este u otros municipios salmantinos o mandarlas a vivamipueblo@lagacetadesalamanca.es

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Si quieres enviar una noticia para publicarla en este pueblo, pulsa aquí.
Si prefieres seleccionar otro pueblo, pulsa aquí.

También puedes suscribirte a nuestra newsletter pulsando aquí.

El Ayuntamiento

Alcalde 
Juan Carlos Martín González 
Dirección 
C/ Fragua, 6 37319 
Teléfono 
923 54 16 72 

El Municipio

Fiestas locales 
30 de abril y 17 de agosto 
Dist. Capital 
42 Km. 
 Población 
203 habitantes
 
 

La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies