Pueblos de Salamanca

Cien años de una obra social sin precedentes (cuarta parte)

¿Cuáles fueron las claves del éxito de la Asociación del Santo Cristo del Monte de Alaraz? En este último relato repasamos algunas de ellas

01.07.2016 | 20:12
Algunos de los antiguos miembros de la asociación.
Algunos de los antiguos miembros de la asociación.

Todo estaba bien previsto y planificado, pero faltaba lo más importante, convertir el proyecto de la asociación en realidad. Como todo en la vida, los comienzos no fueron fáciles. Hubo resistencias internas dentro del pueblo por parte de aquellos que no vieron con buenos ojos que se creara esta asociación y se opusieron; pero el tesón y la fuerza de voluntad de los asociados pudieron con todo.
 
A mi modo de ver tres fueron las causas del enorme éxito de esta Asociación de Socorros Mutuos. En primer lugar, respondía a una necesidad real y daba cumplida satisfacción a las aspiraciones de muchos alaraceños, que contemplaban su futuro con miedo e incertidumbre. La Asociación en cuestión llegaba en el momento oportuno y ello significaba tener la mitad del camino andado.
 
En segundo lugar, la  gran cohesión existente sin ningún tipo de fisuras por parte de los afiliados, tal y como se pone de manifiesto a través de las diversas votaciones realizadas; en todas ellas, los acuerdos que se tomaban fueron por absoluta unanimidad, sin que hubiera ningún voto en contra, ni ninguna abstención.
 
Esta cohesión ha perdurado y ha sido más fuerte que el paso del tiempo; aun hoy día, después de haber pasado cien años, los nietos de aquellos abuelos continúan confraternizados, siguiendo su ejemplo. No deja de ser significativo que tratándose de una institución extinguida y después de haber pasado tanto tiempo se haya creado en torno suyo una importante agrupación, que lleva su mismo nombre, con cientos de asociados, que cada Primero de Mayo tratan de perpetuarla en el tiempo.
 
Desde los puntos más remotos de la geografía española, numerosos alaraceños acuden a celebrar la fiesta que rememora la Asociación del Santo Cristo del Monte llenos de nostalgia, cariño y agradecimiento, pensando que de esta forma honran también la memoria de sus antepasados, que fueron modelos de solidaridad.
 
La actual Asociación del Cristo del Monte con su reglamento y estatutos correspondientes hoy por hoy no se ve en el apremio de tener que atender necesidades perentorias de sus miembros, ya que todas están cubiertas por la Seguridad Social, pero si las cosas empeoraran y el régimen actual de pensiones se desplomara, siempre les quedarían un referente al que acudir. En cualquier caso mantienen vivo el espíritu de solidaridad y confraternización dentro de un ambiente lúdico-festivo 

Existe una tercera causa del éxito esta Asociación de Socorros Mutuos, que la encontramos en la calidad humana de los impulsores, en su sentido común y su entrega. Bien se sabe que en la vida de las asociaciones tienen mucho que ver con la buena gestión de los miembros directivos y en este caso tal circunstancia se dio satisfactoriamente. En este año, cuando se cumple el primer centenario es de justicia tener un recuerdo para ellos y expresarles desde estas líneas el agradecimiento de todo un pueblo. Hagamos breve mención de ellos.


Tomás nieto y Valentín Sanz.
 
Tomás Nieto Albarrán primer presidente de la Asociación, fue también el gran propulsor y entusiasta de este proyecto, al que una vez constituído se entrega por entero con la seguridad que estaba sirviendo a una noble causa. Su entusiasmo trató de contagiárselo a los demás, pidiéndoles que pusieran a contribución todo su esfuerzo en orden a otener los mayores beneficios. Hombre generoso, que puso a contribución no sólo sus esfuerzos personales sino también su casa, para que se celebraran allí las reuniones, donde se iría fraguando el proyecto y que pasaría a ser la sede oficial ua vez constituída la Asociación. Lo más que podemos decir de él es que fue el promotor y el presidente que la Asociación necesitaba en estos momentos y que tuvo la gran suerte de estar acompañado de un secretario eficiente, como lo fue Valentín Sanz Miguel
 
Valentín Sanz Miguel fue un hombre culto e instruido, que había estudiado en Peñaranda de Bracamonte, obteniendo el título de bachiller, que en aquellos tiempos equivalia a una diplomatura de ahora. Su gran cultura y conocimiento los puso al servicio de los demás. A su casa acudían alumnos interesados en recibir sus clases para así ampliar sus conocimientos con vistas a mejorar su situación profesional. Trabajó por Alaraz siendo dos veces alcalde de esta población y en cuyo ejercicio le sorprendería la muerte. Hombre abierto e inteligente que dejó buen recuerdo entre sus paisanos. Vivía de los ingresos que le proporcinaba una chacinería de su propiedad, en la que él mismo y su familia trabajaban. Ello no le impidió dedicarse a los demás sirviendo a la función pública. En torno al periodo en que él asumia responsabilidades públicas, tuvieron lugar en Alaraz dos hechos reseñables. Uno fue que el pueblo adqurió el índice más elevado de densidad demografica, llegando a tener más de 2000 habitantes y el oltro no menos importante fue la compra por parte de los alaraceños de las tierras del municipio al rentista de Peñaranda de Bracamonte el Sr. Gómez de Liaño.
 
Benigno Sanz Miguel, fue elegido para ocupar otro de los cargos significativos e imoportates. Desde la fundación de la Asociación él fue tesorero de la misma de cuya gestión se ocupó con honradez y ejemplaridad. Benigno era el hermano mayor del Secretario General Valentín, apodados los “ Sanes”, que era así como se les conocía en el pueblo. Ambos estaban muy compenetrados lo que les permía colaborar juntos con eficacia. Ni que decir tiene que en una Asociación de Socorros Mutuos el cargo de tesorero suponía un trabajo ímprobo y de enorme responsabilidad. Todo ello lo asumió Benigno Sanz con un gran altruismo y voluntad de servicio pensando en los demás, puesto que su situación económica era lo sufientemente holgada como para poder mirar al futuro sin ningún temor, tanto en referencia a él como a su familia.

Por todo lo dicho la Asociación de Socorros Mutuos del Santo Cristo del Monte de Alaraz hay que verla como una enriquecedora herencia que nuestros antepasados nos legaron, un hermoso recuerdo para la posteridad que no queremos ni podemos olvidar, un aleccionador ejemplo de nuestro mayores que ha de seguir vivo para siempre estimulándonos a ser cada vez más humanos y solidarios, un orgullo, en fín, para todos los alaraceños de poder contar entre nuestros paisanos a gente que hizo historia. 

Para leer más publicaciones sobre Alaraz pulse aquí.
 
Puedes subir a ´Viva mi Pueblo´ la información y las fotografías de este u otros municipios salmantinos o mandarlas a vivamipueblo@lagacetadesalamanca.es 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Si quieres enviar una noticia para publicarla en este pueblo, pulsa aquí.
Si prefieres seleccionar otro pueblo, pulsa aquí.

También puedes suscribirte a nuestra newsletter pulsando aquí.

El Ayuntamiento

Alcalde 
Clemente Bautista Corral 
Dirección 
Pza. de la Constitución 1 37312 
Teléfono 
923 55 00 01 

El Municipio

Fiestas locales 
5 de agosto y 14 de septiembre 
Dist. Capital 
40 Km. 
 Población 
509 habitantes
 
 

La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies