¿Deben "restaurar" arte aficionados?

Los casos de intervenciones por parte de personas sin la titulación ni formación adecuada proliferan en la provincia con desastrosos y polémicos resultados

25.07.2016 | 04:45
El antes y el después de la talla de San Miguel, de Peñaranda, tras la intervención de un aficionado.
El antes y el después de la talla de San Miguel, de Peñaranda, tras la intervención de un aficionado.

La información publicada a lo largo de esta semana por LA GACETA DE SALAMANCA sobre las intervenciones en el patrimonio de la provincia por parte de aficionados ha desatado un intenso debate sobre la necesidad de velar por las obras de arte y no dejarlas en manos de personas que, a pesar de su buena voluntad, no cuentan con la titulación ni experiencia necesarias para llevar a cabo este tipo de acciones.

Al mediático caso del San Miguel del siglo XVII "repintado" en Peñaranda se unen muchos otros repartidos por localidades como Sotoserrano, Cipérez, El Tejado, Nava de Francia, Puente del Congosto y Juzbado con resultados desastrosos y en algunas ocasiones irreparables que han desatado, una vez más, las denuncias de los expertos.

En la gran mayoría de los casos el desconocimiento de los autores se ha saldado con auténticos "atentados" contra el patrimonio tras emplear, además, materiales baratos e inadecuados para la intervención en obras de arte y que finalmente tienen que ir a parar después a manos de los profesionales para llevar a cabo restauraciones mucho más complejas tras pasar por la mano de los aficionados.

¿Crees que las restauraciones de las esculturas (tengan o no valor histórico) las debe supervisar un profesional?
 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies