El alto coste de mantenimiento pone en riesgo el patrimonio de los pueblos salmantinos

El puente medieval de Puente del Congosto, la muralla de Monleón, el crucero de Rágama, el castillo de Cerralbo o la ermita de la Vera Cruz de Cantaracillo son algunos ejemplos de esta problemática

25.02.2016 | 19:13
Ermita de la Vera Cruz de Cantaracillo.
Ermita de la Vera Cruz de Cantaracillo.

El alto coste de mantenimiento de los edificios e infraestructuras de titularidad pública, considerados como patrimonio histórico, coloca en situación de riesgo su supervivencia, como pone de manifiesto el deterioro que sufren algunos de estos monumentos situados en diferentes puntos de la provincia.

Además, al tratarse de monumentos o edificaciones históricas, no vale cualquier actuación de mejora, lo que encarece aún más la obra y restringe el abanico de empresas que pueden realizar este tipo de actuaciones, circunstancia que obliga a los ayuntamientos a mirar a la Junta para que intente, si no rehabilitar, al menos frenar el deterioro.

En esta situación se encuentra puente medieval de Puente del Congosto. El Ayuntamiento ha levantado la voz de alarma, ya que no puede hacer frente al coste de su rehabilitación, y espera que la Junta apoye unos trabajos que restauren la infraestructura y acaben con su situación de deterioro.

Una situación similar se produce en la villa de Monleón, cuya muralla hace cerca de tres lustros que no se toca, a pesar de que el paso del tiempo corre en su contra. En este caso, se llegó a plantear algún tipo de acción a través del grupo de acción local Adriss y la obligación de adelantar el dinero de la obra antes de recibir la subvención hizo desistir al Consistorio.

El crucero del Humilladero de Rágama cuenta con un proyecto pendiente desde el 2012 que contemplaba una inversión de unos 80.000 euros para la puesta en valor del crucero y para asegurar su estabilidad, ya que peligra su conservación.

El castillo de Cerralbo, por su parte, fue adquirido por el Ayuntamiento para su puesta en valor, pero la llegada de la crisis frustró su rehabilitación pese a estar catalogado como Bien de Interés Cultural. El alcalde Feliciano Sánchez señala que las administraciones le aseguran que “no hay dinero” para su rehabilitación.

Los restos de la ermita de la Vera Cruz de Cantaracillo son otro ejemplo de esta problemática. Se consolidaron en mayo del 2011 ante la falta de recursos para reconvertirlos en el centro de interpretación del Mudéjar.

Además de estos casos, hay otros monumentos de propiedad privada cuyos dueños tampoco pueden afrontar su rehabilitación, como es el caso del Torreón de Guijuelo y el de Cespedosa.

Para leer más publicaciones de 'Viva mi Pueblo' pulse aquí.
 
Puedes subir a ‘Viva mi Pueblo la información y las fotografías de este u otros municipios salmantinos o mandandarlas a vivamipueblo@lagacetadesalamanca.es

 
Castillo de Cerralbo (Casamar) y muralla de Monleón (Tel)

 
Puente medieval de Puente del Congosto (Tel) y Crucero de Rágama (Trisol).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies