ÚLTIMA HORA
Puigdemont dice a Rajoy que el Parlament puede declarar la independencia si no hay diálogo
SEGURIDAD

Estas son las medidas que quiere implantar Londres en Internet para luchar contra el terrorismo

May pide que las grandes compañías tecnológicas y telefónicas se esfuercen más y trabajen para eliminar esta lacra

20.06.2017 | 11:36
La primera ministra británica, Theresa May.

Especialmente tras el atentado terrorista del pasado 3 de junio en Londres, en el que murió el español Ignacio Echeverría, uno de los debates, aunque no nuevo, se centra en cómo atajar esta gran lacra en Internet, qué medidas tomar para luchar contra el terrorismo a través de la Red y la propagación del extremismo de cualquier índole, un debate que se ha retomado este lunes pasado, cuando ha tenido lugar, de madrugada, un nuevo atentado en la capital, en una mezquita en el barrio de Finsbury Park.

Respecto a Internet, la primera ministra británica, Theresa May, dijo que quiere cambiar la regulación de Internet. El cambio le daría más poder al gobierno y con él podrían restringir algunas áreas de la Red. "No podemos otorgar a esta ideología [extremismo islamista] el espacio que necesita para reproducirse. Y eso es precisamente lo que Internet y las grandes compañías de servicios en Internet están haciendo", dijo May.

ACUERDOS INTERNACIONALES PARA REGULAR INTERNET
Londres tiene claro que hay que hacer algo, que las cosas no pueden quedar como están ahora, por eso ha decidido trabajar codo con codo con otros gobiernos democráticos aliados para, según ha dicho May, "alcanzar acuerdos internacionales que regulen el ciberespacio y que eviten la propagación del extremismo y la planificación de actos terroristas".

La primera ministra, que considera que hay "demasiada tolerancia con el extremismo" en Reino Unido, se reunió el martes 13 de junio en París con el presidente de Francia, Emmanuel Macron, y han acordado elaborar "un plan de acción antiterrorista". Macron y May únicamente han detallado que parte de la estrategia se centrará en Internet, para prevenir la propagación del "odio" por la Red.

Según las agencias de inteligencia de Reino Unido, organizaciones como el autodenominado Estado Islámico utilizan Twitter, Facebook o WhatsApp para promover su ideología. Actualmente estos servicios ofrecen a los consumidores la opción de encriptar las comunicaciones y esto, si bien beneficia a los usuarios, entorpece la labor de los gobiernos y de las agencias de inteligencia, de ahí que se muestren contrarias a los planes de compañías como Microsoft, Google, Apple, Android o Yahoo en materia de seguridad. Las grandes tecnológicas siempre han defendido la forma en la que controlan el contenido extremista en sus plataformas.

Google asegura que sigue una política de tolerancia cero con cualquier vídeo de YouTube en el aparezca violencia o algún tipo de propaganda yihadista, no obstante, con tantas horas de vídeo subidas a la plataforma es imposible supervisar cada contenido. Con Facebook o Twitter pasa lo mismo. Las herramientas existentes no son capaces de filtrar todo al 100% y con total garantía, de ahí que la presión crezca sobre ellas.

De acuerdo con Google, la multinacional se gasta ya a día de hoy millones de dólares en atacar el problema y entre las medidas que ha tomado está la puesta en marcha de un "foro internacional para acelerar y fortalecer el trabajo en ese área" y que va en la línea del enfoque del gobierno "para que los terroristas no tengan voz en la Red".

Facebook y Twitter también han asegurado que siguen trabajando duro para eliminar cualquier rastro de actividades terroristas en sus plataformas. "A través de revisiones tecnológicas y de personal trabajamos con firmeza para eliminar el contenido terrorista de nuestra plataforma lo antes posible", aseguró Facebook. "Y si nos damos cuenta de una emergencia que pueda implicar daños inminentes para la seguridad de alguien pedimos que se aplique la ley". Por su parte, Twitter fue tajante al decir que "el contenido terrorista no tiene espacio en su plataforma".

A pesar de todas estas declaraciones y de las promesas por parte de las compañías tecnológicas, el gobierno británico considera que hay que hacer algo más, que deben aplicarse otro tipo de medidas. La ministra de Cultura británica, Karen Bradley, ha dicho en una entrevista en la BBC que las compañías tecnológicas deben combatir el extremismo de forma parecida a cómo protegen a los niños cuando se eliminan imágenes inapropiadas. "Sabemos que puede hacerse y que las empresas de Internet quieren hacerlo".

¿LIMITE AL CIFRADO DE DATOS?
Un paso más sería limitar el cifrado de datos, el sistema de encriptación que está presente en aplicaciones de mensajería como WhatsApp y que impide que un tercero tenga acceso al contenido de las comunicaciones, de las conversaciones. Como decíamos más arriba, este es uno de los aspectos que más preocupa a las agencias de inteligencia y las gobiernos, ya que los terroristas también usan estos servicios para comunicarse. El cifrado de datos hace que los delincuentes no lean nuestras conversaciones, pero también impide que las autoridades puedan interceptan y descifrar mensajes de estos grupos terroristas.

Hoy por hoy las empresas tecnológicas no están dispuestas a permitir que se limite el cifrado de datos, no lo consideran una necesidad. Alegan, en cambio, que la privacidad de sus usuarios es lo más importante y en eso deben de pensar. Tras el último ataque en Londres, hemos visto cómo la ministra de Interior británica, Amber Rudd, instaba claramente a las tecnológicas a, no solo eliminar el contenido extremista, sino también a limitar el uso del cifrado de extremo a extremo por parte de los terroristas.

El debate y la polémica alrededor del cifrado de datos no es algo nuevo. Sin ir más lejos, el año pasado Apple se negó a darle al FBI acceso al iPhone de uno de los atacantes del atentado que dejó 14 muertos en San Bernardino, California, en diciembre de 2015. Si bien muchos consideran que implantar regulaciones más estrictas para ciertos servicios de Internet no es la solución al problema, otros creen que acabar con el contenido propagandístico en Internet podría ayudar y mucho. Para ello es fundamental que las grandes tecnológicas se esfuercen más y trabajen para eliminar esta lacra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies