MÓVILES

Diez motivos para prohibir el móvil a los niños menores de 12 años

El abuso de estos aparatos les expone a problemas de sedentarismo, ansiedad y alteraciones del sueño

17.04.2017 | 18:24
Menores con un móvil.

Los niños y los móviles forman una ecuación que debe manejarse con cuidado. No está clara la edad a la que deben recibir su primer teléfono, porque en eso influyen las circunstancias propias y el contexto de cada situación, pero la Academia Americana de Pediatría y la Sociedad Canadiense de Pediatría han publicado un decálogo de razones por las que los menores de 12 años no deben tener un ´smartphone´:

1. Riesgo de adicción:
Los niños que abusan del teléfono son más propensos a separarse de su entorno familiar y social. Varios estudios han demostrado que el 10% de los niños de 8 a 18 años es adicto a los dispositivos electrónicos.

2. Alteraciones del sueño:
El uso de estos aparatos, en especial después de la cena, contribuye a generar problemas de sueño en los niños, lo que a su vez tendrá influencia en el rendimiento escolar posterior.

3. Enfermedades mentales:
Los niños también son vulnerables a los trastornos de ansiedad. El consumo excesivo de nuevas tecnologías está aumentando los problemas de déficit de atención, trastorno bipolar y ansiedad infantil.

4. Desarrollo cerebral:
La exposición excesiva a aparatos electrónicos puede desembocar en problemas de aprendizaje, falta de autocontrol e incluso retrasos cognitivos.

5. Obesidad infantil:
Abusar de los dispositivos electrónicos provocan un problema de sedentarismo, vinculado a dolencias cardiovasculares futuras y diabetes.

6. Retraso en el desarrollo:
El abuso del móvil genera problemas en la capacidad de atención del niño, que puede sufrir problemas de rendimiento académico.

7. Radiación:
Para la Organización Mundial de la Salud, los móviles son objetos con riesgo de emitir radiaciones. Los niños son más sensibles a ellas.

8. Déficit de atención:
La concentración y la memoria se resienten en todos los individuos por el abuso de los aparatos electrónicos, pero el cerebro del niño, aún en formación, se resiente más.

9. Conductas agresivas:
Si no se aplican filtros, los niños pueden terminar visitando páginas inadecuadas de material sexual o violento. Dada su tendencia a reproducir las conductas que visionan, el abuso del móvil puede desembocar en el fomento de conductas agresivas.

10. Sobreexposición:
En Internet, los niños están también expuestos al riesgo del acoso sexual por parte de los adultos, el denominado 'grooming'.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies