AVANCE

Ingenieros diseñan un drone con plumas que vuela casi como un pájaro

Puede abrir y cerrar las alas para ser más resistente

17.12.2016 | 12:36
El drone con plumas artificiales.

Ingenieros suizos han dotado de plumas artificiales a un drone para aumentar su precisión durante el vuelo. El dispositivo bioinspirado puede cerrar o abrir las alas para ser más resistente.

Cuando tienen que cambiar de dirección, aumentar la velocidad o hacer frente al viento, los pájaros alteran la configuración de sus alas. Para virar, por ejemplo, extienden un ala y retraen ligeramente la otra. Ajustando su envergadura de esta forma, crean un desequilibrio calculado que les hace cambiar de dirección. Hasta ahora, sólo las aves podían hacer esto de manera efectiva.

Después de observar las aves en vuelo, los investigadores del Laboratorio de Sistemas Inteligentes de la Escuela Politécnica Federal de Lausana tuvieron la idea de construir un avión con alas de bajo consumo capaz de cambiar envergadura de las alas, volando a gran velocidad y moviéndose a través de espacios estrechos. Su investigación acaba de ser publicada en la revista Interface Focus de la Royal Society.

Dario Floreano y su equipo querían desarrollar un avión no tripulado bioinspirado que pudiera satisfacer diversos requisitos aerodinámicos. Tenía que ser capaz de volar entre los obstáculos, hacer giros cerrados y hacer frente a los fuertes vientos. Al cambiar la geometría de las alas en pleno vuelo, el avión no tripulado puede cumplir con todos los criterios requeridos. La parte móvil está situada en las alas exteriores. Funciona como las grandes plumas en el borde del ala.

"Nos inspiramos en las aves: Pueden transformar radicalmente el tamaño y forma de sus alas porque tienen un esqueleto articulado que está controlado por los músculos y cubierto de plumas que se superponen cuando se pliegan las alas", explicó Matteo di Luca. El avión no tripulado también tiene plumas que se pueden plegar y se superponen como un abanico.

Uno de los retos fue diseñar y construir un complejo mecanismo mofrológico que imitase a la naturaleza para construir el avión no tripulado. "Es extremadamente difícil encontrar el balance correcto y entre eficiencia aerodinámica y el peso del dispositivo", explicó Stefano Mintchev. El ala está compuesta principalmente por materiales compuestos con el fin de maximizar la resistencia al tiempo que reduce el peso total.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies