EN SALAMANCA

Condenado a prisión por insultar y agredir a su expareja en plena calle

El hombre abordó a la víctima en la avenida Comuneros, la increpó, le lanzó una lata a la cabeza y le propinó patadas y golpes en el brazo

16.03.2018 | 04:45

El Juzgado de lo Penal número Dos de Salamanca condenó este jueves a un interno del Centro de Inserción Social del centro penitenciario de Topas a un año de prisión por abordar a su expareja en la vía pública, lanzarle una lata a la cabeza y propinarle patadas y golpes en un brazo por los que acabó con diversos hematomas en la mano y con un dedo roto.

A pesar de que en un primer momento el Ministerio Fiscal solicitaba para el acusado, de nacionalidad española y de iniciales J.J.V.V., una pena de cuatro años de prisión por un delito de lesiones y hasta cinco años de alejamiento respecto a la víctima, las partes afectadas adoptaron este jueves este acuerdo en sala, por el que la jueza también le interpuso la obligación de no acercarse a su expareja en tres años.

Concretamente los hechos ocurrieron el 9 de junio de 2017 cuando, alrededor de las 19.20 horas, el varón acudió al cruce de la calle Uruguay con la avenida Comuneros, donde se encontraba su ´ex´ en compañía de una hermana. Tras una discusión mantenida con la primera, según informaron fuentes judiciales a LA GACETA, el varón comenzó a proferirle numerosos insultos y frases vejatorias, la escupió y le lanzó una lata a la frente. Fue cuando la víctima intentó parar el golpe cuando se cortó un dedo de la mano. Luego, el individuo no cesó su actitud, y le propinó patadas y golpes en el brazo por el que la mujer acabó con hematomas en la mano y con un dedo roto. Tuvo que ser atendida en un hospital y pasó varios días con una férula.

Hasta el lugar de la agresión se desplazaron agentes de la Policía Nacional que al ver lo ocurrido y ante la conducta agresiva del varón procedieron a su detención. También en su traslado a Comisaría, J.J.V.V. golpeó fuertemente el vehículo policial en el que era conducido hasta el punto de doblar el marco de la ventanilla trasera del turismo. Sin embargo, por estos hechos no fue juzgado en el día de este jueves.

Tal y como pudo conocer este diario, su defensa solicitará ahora la suspensión de la condena a la jueza quién, si así lo considerara oportuno, podría consentirlo con la condición de que el varón se someta a un tratamiento de deshabituación a la cocaína. Al parecer el joven ya había estado adscrito previamente a un centro especializado en ello pero no concluyó su tratamiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Pueblos de Salamanca
 
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies