TRIBUNALES

Absuelto después de 2 años sin ver a su hijo por darle unos azotes, según denunció su 'ex'

La juez destaca "la enorme problemática familiar" tras el divorcio

10.10.2017 | 04:45
Imagen de los Juzgados de Salamanca.

El Juzgado de lo Penal número Uno ha absuelto de todos los cargos contra él al salmantino acusado de propinar unos azotes a su hijo de ocho años de edad, acusaciones por las que lleva casi dos años (desde noviembre de 2015) sin ningún contacto con el menor. M.G.B. se enfrentaba a dos años y un mes de prisión por un delito de maltrato familiar continuado que le reclamaba la acusación particular (en representación de su exmujer) y de nueve meses por un delito de lesiones que le pedía el Ministerio Fiscal. La titular del Juzgado absuelve también a la por aquel entonces novia del acusado, M.E.M., para la que la acusación pedía 9 meses de prisión al acusarla por su parte de haberle dado una bofetada al niño. La juez concluye en su sentencia, a la que ha tenido acceso LA GACETA, que no existe prueba contra ninguno de los dos acusados, y destaca "la enorme problemática familiar existente, de la que ambos progenitores han hecho partícipe al propio menor".

En el fallo absolutorio, la magistrada ordena además expresamente que en cuanto su resolución adquiera firmeza, se dejen sin efecto las medidas cautelares adoptadas en el mes de noviembre de 2015, medidas por las que se impuso al acusado una orden de alejamiento que desde entonces le impide ver a su hijo.

En el relato de hechos probados, la juez señala que como consecuencia de la disolución del matrimonio formado por el acusado y su exmujer, se atribuyó a la madre la guardia y custodia del hijo de 8 años de la pareja. Conforme a ello, el padre disfrutaba de un régimen de visitas y comunicación con el niño, régimen que el Juzgado de Instrucción número Dos de Salamanca suspendió el 28 de noviembre de 2015, en tanto se resolviera el procedimiento abierto con motivo de la denuncia de la madre del niño. De acuerdo con al auto judicial, ninguno de los acusados podía acercarse a ningún lugar donde se encontrara el menor a una distancia inferior a 300 metros.

A continuación la magistrada niega que haya sido acreditado ninguno de los hechos denunciados, es decir, que el 1 de noviembre de 2015 la acusada le diera un bofetón al menor en la avenida de los Cipreses y que la noche del 25 el acusado le hubiese propinado en el ascensor de su domicilio varios azotes o pellizcos en los glúteos, ni mucho menos que desde el verano de 2015 los acusados hayan venido sometiendo al menor a un continuo maltrato de carácter físico o psíquico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Pueblos de Salamanca
 
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies