EN SALAMANCA

La rusa de la 'peineta' y otros llamativos delitos de atentado en lo que va de año

Los arrestos con motivo de esta actividad integran el día a día de las Fuerzas del Orden | Son en su mayoría delitos considerados menores que el Código Penal ha endurecido

16.07.2017 | 13:56
Los sanitarios muestran su indignación antes las agresiones y amenazas al colectivo y piden condenas ejemplarizantes.

El caso de la mujer rusa que se lió a puñetazos y patadas contra taxistas y policías en plena Gran Vía el viernes, a los que en actitud desafiante llegó a hacer una ´peineta´, es solo uno más, el último, de las múltiples detenciones que constituyen el día a día para los agentes de las Fuerzas del Orden, pero también para jueces y fiscales que ven incrementado su trabajo con hechos que suelen ser considerados menores a efectos penales y que rara vez suponen el ingreso en prisión del delincuente en cuestión. Un hecho delictivo que según reconocen los propios agentes prolifera cada vez más "porque el principio de autoridad está por donde está", señala uno de ellos.

En lo que va de año, cada semana se tiene noticia de nuevos casos de arrestos con motivo de delitos de atentado. El 1 de enero, un varón fue detenido tras protagonizar un violento altercado en un edificio del paseo de la Estación durante el que además de negarse a identificarse, se desnudó completamente y se abalanzó sobre uno de los agentes de la Policía Local que habían acudido alertados por un vecino a causa de los ruidos en el edificio. "Me vais a comer esto: los huevos", dijo a los agentes antes de despojarse de la ropa.

En mayo, la Policía Nacional arrestó a otro hombre por entrar a un bar de Libreros en busca de pelea y acabar agrediendo a un agente. "La vida me ha robado a mi madre y lo único que quiero es pelearme", llegó a espetar a los clientes del local. 

Ese mismo mes la agresión a un facultativo del centro de salud de San José por unos pacientes en consulta y luego a la puerta de Comisaría aumentó la indignación entre el colectivo médico, que reclama condenas ejemplarizantes, víctima de amenazas diarias que a veces llegan a las manos. 

Y en julio, dos veinteañeros agredieron a la pareja de policías que estaban denunciando a otro varón por orinar en plena Plaza Mayor. Un suma y sigue que se ha hecho ya habitual en Salamanca, al igual que en el resto de España.

Los delitos de atentado pueden ser cometidos por medio de conductas muy diferentes cuya gravedad penal varía en cada caso concreto. Entre las principales mejoras, destaca el sindicato policial, se encuentra el agravamiento de las penas en los casos en los que se haga uso de armas u objetos peligrosos, lanzamiento de objetos contundentes o líquidos inflamables y corrosivos, vehículos a motor, o cualquier otra acción que conlleve un peligro para la vida o que pudiera causar lesiones graves.

Pero además de mantener la protección de la que ya gozaban los agentes de las Fuerzas Armadas, se añade a ese colectivo cualquier ciudadano que acuda a auxiliar a la autoridad, así como a bomberos, personal sanitario o equipos de socorro.

"En todo caso, se considerarán actos de atentado los cometidos contra los funcionarios docentes o sanitarios que se hallen en el ejercicio de las funciones propias de su cargo, o con ocasión de ellas", señala el Código Penal en su artículo 550. Una novedad importante ante una actividad que también está a la orden del día y que desde hace tiempo venía siendo reclamada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook






anteriorsiguiente
Pueblos de Salamanca
 
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies