EN SALAMANCA

El ladrón "que no sabía robar" elude cinco años de cárcel a cambio de dejar las drogas

En 15 minutos intentó asaltar un bar, un bazar y a una joven empuñando un encendedor de cocina

15.06.2017 | 04:45

El pasado febrero fue detenido tras intentar robar en un bar, en un bazar chino y finalmente a una joven que retiraba dinero en un cajero. Todo ello en apenas quince minutos y empuñando un encendedor de cocina para intimidar a sus víctimas. B.G.D.M. aceptó este miércoles una condena de cinco años de prisión por los tres asaltos frustrados, apresamiento que no llegará a cumplir al haberle sido suspendido como consecuencia de su reciente ingreso en un centro de desintoxicación de las drogas y su compromiso de completar el tratamiento y no volver a delinquir, al menos, en tres años.

El Juzgado de lo Penal número Uno de Salamanca aceptó este miércoles por la mañana el acuerdo entre la defensa y el fiscal, que inicialmente le pedía seis años y medio de prisión por los tres robos. Tras la rebaja de la pena solicitada y la conformidad del fiscal con su suspensión, tal y como solicitó la abogada defensora, B.G.D.M. aceptó la condena y las condiciones para no ingresar en prisión. 
 
"Tú no vales para robar", llegó a espetarle una de sus víctimas, no se sabe si en plan reprimenda o en plan consejo, ante su desafortunada aventura como atracador. Además, también ayer, él mismo pidió disculpas a la trabajadora china a la que aquel día no dudó en asaltar pese a ser cliente del bazar porque allí era donde compraba las velas que ofrecía a los viandantes a cambio de limosna.
 
La condena que aceptó da respuesta a la intentona llevada a cabo hasta en tres ocasiones por el nefasto atracador, drogodependiente de 47 años, el pasado 19 de febrero. Agentes de la Policía Nacional acudieron aquel día comisionados por la Sala del 091 al bazar chino de la calle Fray Luis de Granada, donde una empleada estaba siendo atracada. Al dirigirse allí, se les informó de que el asaltante había huido ya en dirección a la plaza de Carmelitas.
 
La dotación policial constató entonces que el ladrón había entrado en la tienda y había amenazado con un objeto a la empleada, tras lo que le había pedido el dinero de la caja registradora, a lo que ésta se había negado y ambos habían forcejeado hasta que la llegada de un cliente propició su fuga.
 
Los agentes de otra patrulla recibieron poco después otra llamada de la Sala en la que se les comunicaba que presuntamente el mismo individuo había sido sujetado por el dueño y los clientes de un bar de la plaza de Carmelitas. A su llegada, le detuvieron y el dueño les manifestó que el mismo había entrado dentro de la barra, donde le había amenazado con un objeto que parecía el cañón de una pistola y le había pedido el dinero: "O le pegaba un tiro".
Tras la detención y en el cacheo rutinario, los agentes descubrieron en su poder un encendedor de cocina, que tiene la parte del encendido en forma de cañón, circunstancia que había aprovechado para usarlo como instrumento intimidatorio.
 
Ya en Comisaría, los policías constataron que B.G.D.M. había intimidado también a una joven, en ese lapsus de tiempo, mientras sacaba dinero de un cajero en la carretera de Ledesma y a la que se acercó por detrás tras cubrirse la cabeza con una capucha. La víctima le propinó una patada en la mano en la que llevaba lo que creía era una navaja, ante lo que el ladrón también huyó con las manos vacías.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Pueblos de Salamanca
 
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies