EN SALAMANCA

Mentir al juez se paga con hasta tres años de cárcel

El relato poco creíble del testigo que llevó tres años a prisión a los acusados del crimen de Félix Peralta abre el debate sobre esta pena

10.05.2017 | 04:45

Le identificó en el juicio sin ningún género de duda, "al cien por cien", como el hombre que la noche del 28 al 29 de junio de 2013 le había dicho a Félix Peralta que entrara en casa al tiempo que le espetaba: "Entra pa dentro que te vas a enterar". Tiempo después, a primeras horas de la madrugada, los servicios de emergencia acudían a la vivienda del Regato de Buenavista (Pizarrales), donde tras sofocar un incendio intencionado en su interior, descubrieron el cuerpo sin vida de la víctima tirado en el suelo de la cocina y en medio de un gran charco de sangre. Su cadáver presentaba cuatro cuchilladas.

Sin embargo, la contundencia en las manifestaciones del que compareció en el juicio como el testigo de cargo, el testigo principal, Juan S., no ha sido suficiente, ni mucho menos, para convencer al tribunal de la culpabilidad de la pareja acusada por el crimen de Félix Peralta, por el que cada uno de ellos llegaba a enfrentarse a penas de 25 años de prisión que les pedía la acusación particular y de 18 que solicitaba la Fiscalía. 
 
Aunque su testimonio inicial a los agentes de la  Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Comisaría General de Policía Judicial pareció ofrecer "avances relevantes" y de hecho motivó la detención de los dos sospechosos del crimen en noviembre de 2013, tras lo que mantuvo en sus distintas comparecencias ante el juez instructor su versión, la propia Audiencia Provincial reconoce ahora en su sentencia que " su testimonio puede ser creíble, pero su relato en lo esencial es muy poco creíble".
 
Llama la atención el tribunal sobre las "importantes contradicciones e imprecisiones" en su declaración, entre ellas el hecho de no identificar correctamente la casa en la que ocurrieron los hechos, pese a haberlo hecho en todas sus declaraciones anteriores y los evidentes restos de un incendio que se apreciaban en las fotos.
 
Así las cosas, ante la falta de prueba y pese a que han permanecido más de tres años presos como sospechosos del crimen de Félix Peralta, la Audiencia Provincial ha absuelto finalmente a F.J.A.G. y a su compañera sentimental M.L.G.D.C. de todos los cargos y con todos los pronunciamientos favorables.
 
Pero aunque el testimonio de Juan S. quedó en el juicio "desvirtuado totalmente", no parece probable que se emprendan acciones legales contra él, simplemente según comentan fuentes jurídicas a LA GACETA, porque no se sabe si mintió en sus primeras declaraciones ante el juez instructor o en la última y principal ante la Audiencia, o si no lo hizo nunca y simplemente se lo imaginó, porque como él mismo reconoció en el juicio no solo es "un delincuente más o menos habitual", sino que además es consumidor de drogas.
 
Las fuentes señalan además que en el caso de que hubiera mentido en las primeras declaraciones, no sería delito, porque tal y como recoge el artículo 462 del Código Penal: "Quedará exento de pena el que, habiendo prestado un falso testimonio en causa criminal, se retracte en tiempo y forma, manifestando la verdad para que surta efecto antes de que se dicte sentencia en el proceso de que se trate". 
 
Señala también este artículo que "si a consecuencia del falso testimonio, se hubiese producido la privación de libertad, se impondrán las penas correspondientes inferiores en grado", pero en este caso no parece haber evidencias de que el testigo mintiera.
 
En lo que va de año son ya quince las causas abiertas por delito de acusación y denuncia falsa, según la estadística de la Fiscalía de Salamanca. Un delito que lleva aparejada una pena máxima de dos años de prisión. Sin embargo no se ha presentado hasta ahora ninguna por falso testimonio, en el que la pena puede llegar a tres años de cárcel.
 
La diferencia entre ambos delitos radica básicamente en que en el primero „acusación o denuncia falsa„  es la persona que falta a la verdad la que denuncia un hecho que luego se demuestra que es mentira; y en el segundo „falso testimonio„ el autor no inicia el procedimiento, sino que falta a la verdad durante su declaración como testigo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Pueblos de Salamanca
 
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies