ACCIDENTE EN SALAMANCA

Cuadruplica la tasa de alcoholemia y luego dice que estaba paseando al perro

El conductor de un coche se niega a pasar una segunda prueba alegando que nadie le vio al volante

12.12.2013 | 10:24

"No pienso soplar porque cuando me habéis visto estaba paseando al perro”, así respondió un conductor a los agentes de la Policía Local que trataban de comprobar si estaba ebrio tiempo después de un accidente. El conductor, D.G.C., se sentará el próximo martes, día 17, en el banco de acusados del Juzgado de lo Penal Dos para enfrentarse a medio año de cárcel, 2.700 euros de multa y cuatro años sin carné que le pide la Fiscalía por conducir bebido y por desobedecer la orden de los agentes.

Según ha podido saber LA GACETA, el Ministerio Público destaca en su escrito de calificación que los hechos se remontan al 30 de diciembre del pasado año, cuando el conductor tuvo un accidente con su coche en la carretera de Ledesma.

Según el fiscal, tras perder el control del vehículo, entró en la acera e impactó contra una señal de estacionamiento y una papelera que había en la zona.

Cuando los agentes llegaron el hombre ya no estaba en el vehículo y cuando le localizaron, le realizaron una primera prueba —llamada indiciaria— en la que el etilómetro arrojó una tasa de 0,94 mg/l de alcohol en aire espirado. Es decir, según esta prueba superaba en casi cuatro veces la tasa de alcohol permitida —0,25 mg/l de alcohol—.

Sin embargo, cuando los agentes se disponían a realizarle la segunda prueba, D.G.C. les respondió que no seguía soplando porque no le habían visto al volante del coche y, por lo tanto, no tenía que hacerlo.

Pueblos de Salamanca
 
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies