ESTUDIO

La tripofobia: el miedo a los agujeros, asociado a los parásitos

Algunas personas lo pasan realmente mal cuando ven un conjunto de figuras geométricas circulares, como las burbujas de la espuma de un batido o un café

22.07.2017 | 10:50
Los agujeros de las esponjas hacen que mucha gente lo pase mal.

Investigadores de la Universidad de Kent (Reino Unido) han descubierto que el miedo o aversión a agujeros o figuras geométricas muy juntas, también conocido como tripofobia, podría estar relacionado con la respuesta exagerada o ansiedad que también provoca en algunas personas los parásitos o las enfermedades infecciosas.

Los autores de este trabajo, que publica la revista 'Cognition and Emotion', reconocen que algunas personas lo pasan realmente mal cuando ven un conjunto de figuras geométricas generalmente circulares, como las burbujas de la espuma de un batido o un café o los agujeros de una esponja.

Hasta ahora se pensaba que esto podía deberse a que estas personas están evolutivamente predispuestas a responder ante estos conjuntos de formas porque también se encuentran en algunos animales venenosos, como algunas serpientes o animales marinos.

Sin embargo, el psicólogo Tom Kupfer y su equipo sugieren ahora que puede ligarse más bien a la historia evolutiva de las enfermedades infecciosas y del parasitismo, que conlleva a una sensibilidad exagerada a las formas redondas.

El equipo señaló que muchas enfermedades infecciosas se manifiestan en conjuntos de formas redondas en la piel, caso de la viruela, el sarampión, la rubéola, el tifus o la escarlatina. Algo que también producen muchos parásitos externos.

En su estudio incluyeron a más de 300 personas reclutadas para participar en grupos de apoyo a la tripofobia, y también contaron con un grupo de otros 300 estudiantes universitarios que fueron utilizados como grupo control. A todos ellos les invitaron a ver 16 imágenes sobre agrupaciones de figuras geométricas, todas ellas de objetos reales.

Ocho de ellas eran imágenes de partes enfermas del cuerpo, como marcas de erupción circular en el pecho, cicatrices de viruela en una mano o el daño causado por un grupo de garrapatas. Las otras ocho imágenes no tenían ninguna relación con una enfermedad, y entre ellas había los agujeros de una pared de ladrillo o la vaina de una semilla de una flor de loto.

TODAS LES PARECÍAN DESAGRABDABLES

Este segundo grupo de imágenes también fueron descritas como desagradables para las personas con tripofobia, lo que apoya la creencia de que para estos individuos cualquier acumulación de figuras geométricas les causa sensación, con independencia de que sean burbujas de una taza de café o una lesión cutánea.

El análisis de las respuestas a cada imagen reveló que la mayoría de los individuos con tripofobia experimentaban sentimientos de repugnancia como náuseas o ganas de vomitar, incluso con las imágenes más irrelevantes, y solo unos pocos experimentaron sentimientos relacionados con el miedo.

Además de la repugnancia, los individuos con tripofobia dijeron experimentar sensaciones como picores en la piel o como si tuvieran insectos recorriendo su cuerpo, una respuesta que según los autores sugiere que estas personas perciben estímulos similares a si estuvieran afectadas por un parásito.

Algo que les lleva a pensar que, aunque la tripofobia se ha descrito en muchas ocasiones como el "miedo de los agujeros", en realidad se caracterizaría más bien como una aversión repugnante a cualquier agrupación de objetos o figuras circulares y muy juntos.
ectoparásitos

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies