TOROS

Los premios Timbalero lanzan y defienden el orgullo del toreo con sólidos argumentos

Las distinciones del hotel Horus Salamanca ensalzan a Andrés Amorós con el trofeo periodísitico, a Mario Crespo con la mejor fotografía y a Albert Boadella por su apasionada defensa de la Fiesta

14.11.2017 | 09:45
Albert Boadella, Andrés Amorós y Mario Crespo con los premios Timbalero.

Una hora de una férrea defensa de la Fiesta de los toros a base de argumentos fundamentados y esgrimidos con pasión, con razón y con conocimientos. Con naturalidad y también con la sencillez de la propia vida. También con corazón. Sesenta minutos de razones apostando por el toreo como orgulloso emblema de España y también como altavoz de las libertades: "La cultura no se puede imponer ni prohibir, debe de ser un ejercicio de libertad", manifestó Andrés Amorós en su discurso en el que corroboró: "Hemos de defender nuestro derecho y nuestro orgullo de admirar al toro bravo".

El flamante Timbalero, con el que el hotel Horus Salamanca le reconoce como el autor del mejor trabajo periodístico de la pasada Feria charra, apostó por unir el toreo y la historia de los grandes emblemas y rincones de la ciudad con los orígenes de la Tauromaquia. Porque el toreo es cultura, insistió: "El Timbalero resalta los valores culturales de este arte", puntualizó Andrés Amorós después de que Alberto Estella, el presidente del jurado, destacara los méritos del premiado poniendo en valor el "toque cultural" que el crítico taurino de ABC le imprime a sus crónicas. La historia, la ecología, la cultura y el arte fueron sus razones.

Un nuevo Timbalero, Mario Crespo, ganador del trofeo a la mejor fotografía (titulada ´El futuro obligación del presente´, en la que aparece un niño en una delantera de La Glorieta con el tendido lleno y la grada joven repleta) estructuró un bello y breve discurso basado en la sencillez y la naturalidad del padre que educa a su hijo ofreciéndole el toreo sin complejos: "Si mi hijo es feliz con los toros, ¿quién soy yo para prohibírselo?", se preguntó.

"No crean que en Cataluña se han prohibido los toros por cuestiones animalistas, sino que se ha hecho por tratar de ganar una batalla a España", manifestó Albert Boadella, el dramaturgo catalán que ha sido el merecedor de la mención especial de estos premios. El verbo preciso, la interpretación de las suertes y los argumentos, sus razones para defender el toreo con pasión, entrega, acción e incluso con vehemencia los recogió Boadella en un decálogo que embelesó a la parroquia. Diez razones cargadas de sensatez. Apabullantes todas. 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies