FINANZAS

El fiasco de Caja Duero queda impune

Mientras exdirectivos de Novacaixagalicia duermen ya en prisión, la Audiencia Nacional archivó el 'caso Nozar' y la causa por las preferentes

22.01.2017 | 04:45
Julio Fermoso y Lucas Hernández, en una imagen de 2009.

Mientras la cúpula de Novacaixagalicia duerme desde el lunes en prisión, los exconsejeros de Caja Duero han logrado su impunidad tras llevar a la entidad al abismo con su nefasta gestión.

En el caso de la antigua Caja Duero, todas las denuncias interpuestas contra su cúpula directiva han quedado en nada con el archivo del ´caso Nozar´ y de la causa por las preferentes. La Audiencia Nacional no admitió la querella de UPyD por el ´agujero´ causado en Duero con la compra de edificios como la Casa de María la Brava. Y la investigación pedida por IU por los préstamos e indemnizaciones a consejeros de las dos cajas ya solo se centra en ´los leoneses´.

En marzo de 2015 el titular del Juzgado de Instrucción número 52 de Madrid archivó la instrucción que se seguía contra la cúpula de la antigua Caja Duero por los delitos de administración desleal, apropiación indebida y estafa en el denominado ´caso Nozar´, al considerar que no quedaban acreditados. La denuncia fue planteada por Banco Ceiss cuando estaba presidido por Evaristo del Canto, tras la compra a la constructora Nozar por parte de Caja Duero de un edificio en Madrid, por 55,8 millones de euros, un valor que se consideró superior al precio de mercado de entonces.

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco también archivó en abril de 2015 la causa donde investigó las preferentes de Caja Duero y Caja España, al considerar que no se había podido acreditar que sus exdirectivos idearan un plan para ocultar a través de las preferentes la verdadera situación financiera de las entidades. El procedimiento se inició con una querella que presentó la Unión de Consumidores de Castilla y León (UCE). Velasco tomó declaración a Julio Fermoso, expresidente de Caja Duero; Lucas Hernández, exdirector general; a sus homólogos en Caja España, Santos Llamas y Javier Ajenjo, así como a otros miembros del staff de las dos entidades y dijo que los beneficios de las preferentes se repartieron de 2008 a 2012, pero no se pudieron dar en 2013 por los ´decretos de Guindos". Añadió que preferentes y subordinadas se emitieron para "fidelizar clientes", que demandaban estos productos y estaban "molestos por la caída de su rentabilidad". El magistrado concluyó que ambos productos supusieron solo el 3% del negocio de ambas entidades.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies