TRAGEDIA

Los vecinos del edificio que explotó en el barrio Vidal autorizan su demolición

El Ayuntamiento tramita la contratación "por emergencia" del derribo del inmueble que fue declarado en ruina por sus daños irreparables

11.01.2017 | 04:45
Los muros del edificio, destrozados por la explosión de gas.

Tras la explosión de gas del pasado 21 de diciembre, el edificio situado en el número 1 de la calle Príncipe -junto a la plaza del barrio Vidal- quedó destrozado, inhabitable e inaccesible, según señaló ese mismo día el concejal de Seguridad, Fernando Rodríguez. Tras una revisión de su estructura, al día siguiente los técnicos municipales certificaron el estado de ruina inminente del inmueble. Ante el irreparable estado en el que quedó la construcción, el Ayuntamiento de Salamanca inició las gestiones para proceder a su completa demolición. Ayer, fuentes del Consistorio confirmaron que los propietarios de las viviendas de este bloque de pisos han autorizado el derribo total del edificio. Tras obtener el visto bueno de los vecinos, la administración local comenzará a tramitar la contratación "por emergencia" de los trabajos para tirar el inmueble.

Ante el estado del edificio, el Ayuntamiento aprobó a finales de diciembre un decreto con una serie de medidas para garantizar la seguridad en la zona, como mantener el entorno del edificio vallado y la prohibición de ocupar las viviendas. De hecho, los inquilinos no han podido entrar en sus casas, aunque han recuperado parte de sus enseres y objetos personales gracias a los bomberos. La legislación autoriza en casos de ruina inminente a derribar aquellas partes de una construcción que se considere imprescindible demoler, pero, según los técnicos, los destrozos en el edificio son de tal magnitud que un derribo parcial podría ser peligroso para los operarios debido al evidente riesgo de derrumbe del bloque de viviendas. Por ello, Urbanismo apostó por la demolición total y concedió un plazo de cinco días para que los dueños de los pisos presentasen reclamaciones. Según fuentes municipales, los propietarios se reunieron con un letrado para asesorarse y han autorizado a la administración local para que eche abajo toda la construcción.

Diez familias realojadas en otras viviendas y en hoteles
Desde el 21 de diciembre las familias que residían en las diez viviendas del edificio número 1 de la calle Príncipe no han podido regresar a sus casas. Ocho de ellas se realojaron ese mismo día en pisos de familiares o amigos, y otras dos se trasladaron provisionalmente al albergue municipal Lazarillo de Tormes. En esta instalación pasaron pocos días, ya que, tras el incidente, las aseguradoras les sufragaban varias noches de hotel, así como el pago del alquiler de una vivienda durante aproximadamente un año, según informan fuentes cercanas al caso. Por otra parte, la calle en la que se encuentra el inmueble permanece cortada al tráfico, y solo se mantiene abierto un pequeño espacio para el tránsito peatonal. También está cerrada a la circulación la conexión de la plaza del barrio Vidal con la avenida de Portugal. Durante las últimas jornadas, un grupo de operarios trabaja en retirar el cableado del inmueble que próximamente será derribado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies