NORMATIVA

Desbarajuste en la implantación del certificado para trabajar con menores

La generalidad de la norma también conlleva que Sanidad aún esté estudiando qué profesionales deben tenerlo

07.05.2016 | 19:06
Personal de la delegación de atletismo explicando una prueba a los participantes en las pistas del Helmántico.
Personal de la delegación de atletismo explicando una prueba a los participantes en las pistas del Helmántico.

La puesta en marcha del certificado obligatorio para poder trabajar con menores está costando más de lo previsto. La falta de información gubernamental, la multitud de sectores que se ven afectados por los cambios normativos y la escasa concreción de la obligación está suponiendo que muchos de los sectores afectados sólo hayan comenzado a dar los primeros pasos para cumplir con los trámites, mientras que algunos ni siquiera los hayan iniciado por desconocimiento o por no estar suficientemente clara hasta qué grado de contacto con niños se exige.
La Ley 26/2015 y la Ley 45/2015 establecen la obligación de que se aporten certificados negativos del Registro Central de Delincuentes Sexuales para todos los profesionales y voluntarios que trabajan en contacto habitual con menores. Los cambios legislativos, no obstante, no han podido comenzar a aplicarse de manera real hasta el pasado 1 de marzo, cuando se puso en marcha el Registro de Delincuentes Sexuales.

Esta nueva obligación tampoco ha sido transmitida de manera conveniente. Muchos sectores se han enterado por algunas noticias aparecidas en los medios de comunicación de la necesidad de contar con este certificado para que sus empleados o personal voluntario pueda estar en contacto con menores. Otros ni siquiera conocían que les afectaba, como las academias privadas de enseñanza, muestra de que la campaña informativa ha resultado insuficiente ante una novedad de este calado.

Los problemas también se multiplican en otros ámbitos. La generalidad de la norma, que sólo especifica que será necesario para los que tengan contacto habitual con menores, crea muchas dudas en algunas actividades, como la relacionada con la medicina. La Consejería de Sanidad reconoce que está estudiando aún qué profesionales deben contar con el certificado de no haber sido condenados por sentencia firme por un delito de carácter sexual. Los que trabajen en el servicio de Pediatría sí tienen la obligación de tenerlo, pero ya no está tan claro si el personal de urgencias o el de traumatología, que pueden llegar atender a menores, también debe disponer de él, pone como ejemplo la Administración.
La necesidad de aclaraciones también ha sido una constante. La delegación salmantina de fútbol acogerá el próximo 23 de mayo una charla para los clubes de la provincia en la que se abordará, entre otras cuestiones, el certificado para trabajar con menores. La delegación salmantina reconoce que se enteraron por los medios de comunicación y que, posteriormente, la federación nacional y regional han informado al respecto. No obstante, admite que aún tardarán varios meses en que todo el personal de los clubes se ponga al día, ya que el objetivo es que al inicio de la próxima temporada el 90% de los afectados cuente con este requisito.

Miles de afectados. Aunque es difícil calcular el número de salmantinos que deben pedir el certificado, serán varios miles debido a los múltiples sectores a los que afecta. Sólo en lo que se refiere al personal dependiente de la Consejería de Educación y de las empresas concesionarias que prestan servicio a los alumnos, al menos 4.400 personas en Salamanca deben contar con él. La situación se repite en toda España, por lo que la expedición de un certificado puede tardar varias semanas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies