PATRIMONIO

El vandalismo en Salamanca le cuesta al Ayuntamiento más de 300.000 euros al año

Casi la mitad de lo presupuestado el pasado año fue dirigido a limpiar las pintadas en la ciudad

04.05.2016 | 10:20
La cara de la estatua del poeta Pepe Ledesma, pintada.
La cara de la estatua del poeta Pepe Ledesma, pintada.

Los ataques vandálicos a la ciudad y el patrimonio tiene una repercusión directa sobre el bolsillo de los salmantinos. Durante el pasado año se destinaron 336.815 euros para resolver las acciones derivadas de las agresiones contra el patrimonio, limpieza de pintadas, reponer papeleras quemadas o la renovación del mobiliario urbano, fuentes o redes de riego afectadas.

La limpieza de las pintadas supuso una de las partidas más costosas con el 46,34% de la cantidad total destinada para hacer frente a los ataques vandálicos con un coste total de 156.100 euros para el Consistorio. Para esta tarea se destinaron dos equipos de operarios. Desde hace dos años el Ayuntamiento, en colaboración con la Junta de Castilla y León, ha activado un protocolo para realizar un estudio de los pigmentos utilizados y del tipo de piedra a la que afectan las pintadas para eliminar cada una con la técnica que menos dañe al monumento. Esta premisa se aplica a los BIC y se comenzó a utilizar en el Puente Romano, la Plaza Mayor, la plaza de San Román, iglesia de San Julián o San Martín.

Con el objetivo de evitar que las arcas municipales se vaciaran con las acciones de los gamberros, el Ayuntamiento realizó una modificación de la Ordenanza Municipal de Limpieza Urbana y Gestión de Residuos por la que se endurecían la cuantía máxima de 3.000 euros, el doble de lo contemplado anteriormente, cuando las pintadas afectan a Bienes de Interés Cultural (BIC).

Junto a las medidas coercitivas también se incorporaron medidas de sensibilización en los colegios con debates entre escolares de Secundaria, visitas a los bienes dañados, la expedición de carnés de grafitero y festivales para realizar "arte urbano" de forma legal y en lugares permitidos, como se ha demostrado en las acciones desarrolladas en el barrio del Oeste.

Y es que los principales colectivos afectados, propietarios de los inmuebles dañados por las pintadas, reconocen que la erradicación es complicada pero es necesaria una doble vía: "Hace falta más vigilancia por las noches en algunos puntos claves para las pintadas como puede ser la capilla de la Vera Cruz, San Martín, San Julián o Las Claras, pero también medidas que eduquen desde la base", explicó Ramón Martín, responsable de Patrimonio de la Diócesis de Salamanca. Por su parte, los comerciantes y hosteleros lamentan los daños que sufren tanto en el centro de la ciudad como los situados en enclaves de rutas nocturnas. Así, lamentan la mala imagen que produce en los afectados hasta que se procede a la limpieza de las pintadas, la mayoría de las veces sin ningún objetivo artístico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
[an error occurred while processing this directive]
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies