REDES SOCIALES

Los bulos en los que hemos caído en Salamanca por culpa del WhastApp

El WhatsApp se alza como la mejor herramienta para conmocionar a la sociedad con mensajes falsos como el del "robaniños" de este jueves

01.05.2016 | 04:45
Mensaje viral, difundido en una guardería de Santa Marta.
Mensaje viral, difundido en una guardería de Santa Marta.

El jueves pasado fue un día frenético, lleno de nervios y aderezado con mucha ansiedad a las dos de la tarde en el entorno de los centros escolares de Santa Marta y de Salamanca. Las abuelas no perdieron de vista a sus nietos ni un metro, "me ha dicho mi hijo que le han confirmado los Servicios Sociales que han intentado robar a un niño en Santa Marta y me ha advertido que no le quite ojo". Eso las abuelas, pero las madres y los padres rozaron el estado de pánico cuando la supuesta furgoneta azul de los "robaniños" y hasta la fotografía de la pareja "hurtainfantes" colonizó de forma meteórica los grupos del cole anunciando que había habido un intento de secuestro en Santa Marta y en Villares de la Reina. Incluso que habían visto a los "hurtainfantes" de niños "de todas las edades" en Béjar.

Todo era mentira, pero demostró el poder del "whatsapp", una nueva herramienta de comunicación que deja a los discursos radiofónicos de Queipo de Llano y a la famosa emisión de "La Guerra de los Mundos" de Orson Welles a la altura del betún en cuanto a su capacidad para influir en los ciudadanos y despertar una auténtica conmoción social en muy pocas horas.

El bulo del jueves ha sido solo el último ejemplo del poder de los nuevos medios de comunicación y en concreto de las aplicaciones de mensajería. Hace tres años la histeria colectiva que se ha vivido esta semana en Salamanca ya se sufrió en Cantalapiedra, donde la difusión de otro bulo obligó a la Comandancia de la Guardia Civil a desmentir que un grupo de secuestradores hubiera intentado actuar en el municipio llevándose a algún pequeño. Recientemente también se ha difundido otro bulo sobre supuestos secuestros exprés de jóvenes en el cine, a los que un grupo de delincuentes les pedían información a la entrada para una encuesta y lo que realmente querían eran obtener datos para llamar a los padres y pedirles un rescate.

Por definición, los bulos son una información engañosa propagada con un fin, como gastar una broma para que sea difundida por los medios de comunicación a pesar de ser falsa, causar conmoción social, a modo de sátira, criticar o avergonzar a alguien, obtener visibilidad o incluso simplemente para mofarse de la gente más crédul

Quizás alguna de estas causas estuvo detrás del rumor que recorrió cada rincón de la capital saltando de móvil en móvil la pasada Nochevieja Universitaria, anunciando que "un tío, con un cinturón bomba en medio de la Plaza Mayor, producirá el mayor atentado visto en España, y que es incontrolable, el prever/deterner eso (sic)".

El último que corre por whatsapp ha puesto los pelos de punta a los sufridos estudiantes que este verano se examinan de las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU). Se trata de un mensaje que alerta de un adelanto de los exámenes de Selectividad a causa de la nueva convocatoria de elecciones generales. Ha sido tal el pánico que ha cundido entre los alumnos que la Policía Nacional de nuevo ha tenido que salir al paso de la falsa información a través de su cuenta de twitter.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
[an error occurred while processing this directive]
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies