SANIDAD

Los centros de salud inician la vacunación contra la gripe

Sacyl destina 2,7 millones para esta campaña en la que quiere alcanzar una cobertura del 30% entre los sanitarios y del 65%, entre los mayores de 65 años

20.10.2015 | 10:30
Una joven es vacunada de la gripe en un consultorio.
Una joven es vacunada de la gripe en un consultorio.

Los centros de salud de Castilla y León han comenzado este martes a vacunar contra la gripe, después de que Sacyl haya repartido las 630.000 dosis adquiridas para cubrir esta campaña en la que confía llegar al 30 por ciento de los profesionales sanitarios y al 65 por ciento de los mayores de 65. Para ello, la Consejería ha desembolsado 2,7 millones de euros con el fin de proteger a la población en general y ofertar cobertura suficiente a los grupos de riesgo.

Los objetivos que se ha marcado la Consejería de Sanidad son similares a los de hace un año, cuando se vacunaron 549.122 personas, lo que supone un 22 por ciento del total de la población castellana y leonesa. Este porcentaje superó ligeramente al anterior, que fue del 21,88 por ciento, y ello a pesar de que el número absoluto de vacunados se redujo en más de 2.000. En concreto, los porcentajes de vacunación entre los diferentes grupos se cerraron en menores de 59 años con un 6,59 por ciento (115.673 personas vacunadas); en población de entre 60 y 64 años inclusive con un 28,39 por ciento (42.136); en mayores de 65 años, con el 66,1 por ciento (390.637 ciudadanos); y en mayores de 75 años, con el 75,72 por ciento (254.522).

Por lo que respecta a los profesionales sanitarios, en el caso de los de Atención Primaria recibieron la vacuna el 27,73 por ciento ( 2.445) y de Atención Especializada, el 23,23 (6.022). En cuanto a los trabajadores de centros geriátricos, la tasa fue del 33,58 por ciento, cifra correspondiente a 4.548 personas vacunadas.

Virus más agresivo
Las previsiones climatológicas avanzan que esta temporada el virus de la gripe podría ser algo más agresivo, ya que se prevé un invierno más frío y húmedo. La onda epidémica de la última temporada, 2014-2015, alcanzó el pico de máxima actividad gripal en la semana del 26 de enero al 1 de febrero, con 348,1 casos por 100.000 habitantes. Se asoció a una circulación mayoritaria de virus de la gripe A(H3N2) con una creciente contribución de virus B a partir del pico de la epidemia.

Para que la vacunación sea eficaz es preciso utilizar siempre la vacuna correspondiente a la temporada en curso, ya que su composición puede ser distinta cada año, y repetir la vacunación todos los años en el cuarto trimestre. Esta temporada 2015-2016, la vacuna trivalente antigripal recomendada por la OMS para el hemisferio norte contiene las cepas análoga a A/California/7/2009 (H1N1)pdm09; A/Switzerland/9715293/2013 (H3N2) y B/Phuket/3073/2013-like virus.

En concreto, la Consejería de Sanidad ha adquirido con 2,61 millones 605.000 vacunas, de las que 275.000 serán de la vacuna crecida en cultivos celulares, por un importe de 1,14 millones de euros, y por otro, 330.000 vacunas antigripales con adyuvante, con un desembolso de 1,47 millones. A estos dos tipos, hay que añadir otros 91.000 euros que se destinarán a la compra de 25.000 dosis de vacuna antigripal inactivada a partir de virus crecidos en huevos.

La vacuna antigripal crecida en cultivos celulares está destinada a la población en general entre 18 y 70 años, y en particular a la población mayor de 60 años; a los grupos de riesgo con enfermedades respiratorias crónicas, cardiopoatías o patologías renales; a las embarazadas; al personal sanitario; a los profesionales de servicios públicos esenciales; a personas que puedan convertirse en transmisores involuntarios como personal de instituciones geriátricas o cuidadores a domicilio, y a residentes en instituciones penitenciarias y centros tutelares de menores.

Por su parte, la vacuna con adyuvante es para la población mayor de 70 años –por razones de incremento de protección inmunitaria también se prescribe a la población mayor de 65 años que estén en residencias o centros similares-. Se trata de una vacuna especialmente elaborada para mejorar la respuesta inmunológica frente al virus de las personas que normalmente la tienen baja. Por último, la vacuna inactivada producida a partir de virus crecidos en huevos está destinada sobre todo a la población con edades comprendidas entre los seis meses y los 17 años.

Compra centralizada
De nuevo, este año la Junta de Castilla y León se ha sumado a la compra agregada de vacunas, acuerdo en el que participan el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, 13 comunidades autónomas, así como el Instituto de Gestión Sanitaria (INGESA), que gestiona la sanidad en Ceuta y Melilla, el Ministerio de Defensa y la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias.

El Ministerio de Sanidad estima que esta compra agregada supone un ahorro superior a los 5,1 millones de euros, el mismo obtenido en la campaña anterior. El número total de dosis que se van a gestionar asciende a 4,7 millones, que se adquirirán por un precio de 17,8 millones de euros. La compra agregada de medicamentos y productos sanitarios para el conjunto del Sistema Nacional de Salud ha permitido, hasta ahora, reducir a la mitad el precio de la dosis unitaria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies