SUPERACIÓN

Bárbara Bazo: de la pasarela a ganar al cáncer de mama

Miss Salamanca en 1995, superó en Argentina hace casi cinco años un tumor de mama y ahora lanza un mensaje teñido de rosa a las mujeres: "Ésto se supera"

20.10.2015 | 18:28
Bárbara Bazo, en Salamanca.
Bárbara Bazo, en Salamanca.

El cáncer de mama no entiende ni de edades, ni de fronteras, ni de belleza. Ataca sin preguntar y sin previo aviso. La salmantina Bárbara Mazo, miss Salamanca en 1995, se enfrentó a la enfermedad en Buenos Aires (Argentina), ciudad a la que se desplazó en 2002 y de la que regresó a orillas del Tormes el año pasado. “Me cogió con 33 años (ahora tengo 38). Un día al salir de la ducha estaba dándome crema y noté un bulto”, explica Bazo a este diario, que añade que fue al ginecólogo, se hizo una ecografía, más pruebas y resultó que tenía un cáncer de mama. “Me operaron, me hicieron una mastectomía (extirpación de la glándula mamaria o de una parte de ella), y tuve que someterme a sesiones de quimioterapia y de radioterapia”, recuerda Bárbara, que estuvo pasando por revisiones cada dos o tres meses para después pasar a una periodicidad de seis meses que dentro de poco se espaciará aún más cuando cumpla los cinco años desde la operación.

Esta salmantina se trasladó a Buenos Aires en 2002 por motivos laborales de su marido y regresó el año pasado. El trance le cogió a miles de kilómetros de distancia de los suyos. “Era complicado decirlo por teléfono y por ejemplo a mi hermana esperé a después de la cirugía para comunicárselo”, narra Bárbara. Tampoco se lo dijo a sus hijas, que por aquel entonces tenían dos y cuatro años, y es que solo les decía que “mamá tiene pupita”. Las mantuvo al margen. El que se implicó más que nadie fue su marido y es que fue un faro en el que guiarse en esta complicada y dura travesía.

“Nadie está exento de esta enfermedad. Soy una persona delgada, sana y que me cuido mucho y me llegó”, alerta Bárbara Bazo, mientras que insiste en que la prevención debe ser un mandamiento más que una recomendación.

Para esta salmantina el proceso dura dos años desde la operación hasta que se puede hacer vida normal y pone de manifiesto que se sale muy reforzado de este tipo de situaciones. “Yo ahora hago vida totalmente normal, me ha vuelto a crecer el pelo del mismo color y con la misma fuerza que antes”, apunta.

Esta superviviente no duda en aconsejar a las mujeres que con la prevención no se negocia, “tienen que ir al médico”, y les trasmite que esta patología se supera. “Sí, se puede”, remarca.

El cáncer de mama cada vez lo tiene más duro y es que cada vez hay más medios y más ganas de superarle. Esta enfermedad va en picado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies