POLÍTICA

Caldera, del típex a Amy Martin

El político bejarano abandona la primera línea tras 9 legislaturas en las que los escándalos han pesado más que sus 4 años en Trabajo

19.09.2015 | 04:45
Jesús Caldera.
Jesús Caldera.

Siempre he entendido que la dedicación a la vida pública es algo temporal. Hay que dejar paso a una nueva generación". Tras 33 años como diputado por Salamanca, Jesús Caldera abandona la primera línea alejado de la autocrítica propia de tantos años en el cargo.

En unas declaraciones recogidas por la agencia Efe el político bejarano tan solo muestra su "orgullo" por la labor desempeñada sin hacer mención a la multitud de escándalos que han tapado sus cuatro años como ministro de Trabajo de 2004 a 2008. Su labor al frente de esta cartera será recordada por los incumplimientos y retrasos del cacareado Plan del Oeste que abanderó y defendió para una provincia que ha tenido que esperar hasta este año para ver resueltos los pagos por las expropiaciones de la A-66 y la A-50, pendientes desde hace más de una década cuando gobernaba Zapatero.

El político salmantino ingresó en la Cámara Baja en 1982 y no la dejará hasta la celebración de las elecciones generales, previsiblemente en el mes de diciembre. Fue en el año 2002 con la crisis del "Prestige" cuando el entonces portavoz de la oposición saltó a la fama por la manipulación de un documento oficial en el que ofrecía tan solo un extracto interesado del informe realizado por la Marina Mercante. El diputado fue "pillado" eliminando la parte que favorecía al Gobierno de José María Aznar en el informe y nunca se retractó, a pesar de la evidencia de las acusaciones. "Aunque fuera cierto que la decisión la tomó la empresa, supone una gravísima irresponsabidad", zanjó la polémica el político bejarano mientras que el entonces ministro de Interior, Mariano Rajoy, pidía una dimisión que, lejos de producirse, sería recompensada dos años después con el Ministerio de Trabajo.

Tras su salida del Gobierno, Caldera mantuvo su puesto de diputado y pasaría a ocupar el cargo de vicepresidente Ejecutivo de la Fundación Ideas, un "laboratorio" de pensamientos que resultó ser un germen de los escándalos del político socialista. Los sucesos que centraron todas las portadas con el caso "Amy Martin" no le hicieron moverse de su aferrado cargo. "No voy a dimitir. Si me quieren cesar, eso es otra cosa", reconocía tras eludir cualquier tipo de responsabilidad tras descubrirse que una ficticia Amy Martin cobraba 50.000 euros. El incidente se saldó tan solo con la destitución del director, Carlos Mulas, encargado de idear el montaje de una presunta escritora con una marca comercial y un logotipo registrados por su esposa para cobrar sobresueldos de 50.000 euros durante dos años. Tras destaparse todos estos hechos, Caldera tan solo reconocía sentir "estupor".

La concatenación de hechos en la Fundación Ideas fueron convirtiendo el laboratorio de pensamiento socialista en un nido de escándalos y opacidad. La propia organización, que tenía a Caldera como máximo responsable, reconocía haber pagado sueldos de 600.000 euros a amigos y allegados del PSOE y no era capaz de esclarecer las irregularidades en las donaciones opacas detectadas. El Tribunal de Cuentas solicitó información a la Fundación, sin obtener resultados aclaratorios, mientras que a la vez el laboratorio de ideas estaba siendo investigado por el pago de un millón de euros para la reforma en 2007 del exministro José Blanco.

Coincidiendo con esta polémica, también salió a la luz que el exministro de Trabajo pagó 120.000 euros de los contribuyentes en aprender inglés, tanto en su etapa de ministro como al abandonar el Ejecutivo. Tras salir indemne de todas las polémicas ha sido el mismo el que ha decidido dejar la política y regresará a su puesto de secretario de Administración Local en Ávila, del que estaba en excedencia, aunque asegura manejar "otras alternativas laborales".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


Pueblos de Salamanca
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies