HISTORIA

La leona suelta que revolucionó El Rebollar

Unos dicen que escapó de un circo y otros que fue un bulo de los contrabandistas para despistar a la Guardia Civil

09.04.2018 | 04:45
LA GACETA recogió la noticia en su edición del 25 de junio de 1969.

Noche cerrada en Navasfrías. La viuda de Goyo Palos faena en la cocina cuando de repente oye ruidos en el corral. El perro que guarda la finca, que se encuentra a las afueras del pueblo, comienza a aullar y sale corriendo para esconderse debajo de la leña que hay en el cobertizo. A pesar de las llamadas de su dueña, se niega a salir. La viuda se gira y ve una "una cosa grande" que escapa a todo correr. "Tenía cabeza de caballo, pero era otra cosa", aseguraba en las crónicas de la época, convirtiéndose sin querer en la primera testigo de uno de los sucesos más extraños que se recuerdan en El Rebollar.

Corría el mes de junio de 1969 y los vecinos de la comarca se disponen a disfrutar de las fiestas de San Juan. El maestro de El Payo, Gregorio Repilado, pasea tranquilo por la ladera del conocido como pico de Las Torres, cuando le parece ver a un extraño animal esconderse en la zona. Apenas dos días después, viajando con su Seat 1.500 hacia su pueblo, en Cáceres, vuelve a ver al animal y ya no tiene dudas: es una leona. 

El maestro alerta al alcalde de El Payo que rápidamente avisa a la Guardia Civil de Peñaparda, desde donde a su vez alertan al cuartel de Acebo, en Cáceres. Se forma un amplio dispositivo de búsqueda en el que llegan a participar chasta 300 personas, entre vecinos y guardias. Así, junto a los subfusiles de la Guardia Civil, aparecen escopetas de caza, horcas y palos de las gentes de El Rebollar, que literalmente se echan al monte en busca de la leona.

Pocos días después, el foco de la noticia se desplaza a Béjar, donde un joven asegura haber visto a la leona. Trabaja en la fábrica lanera Hijos de Remigio Gosalvez (hoy en ruinas) y cuenta que vio al animal hacia las tres de la madruga cuando acudía al comedor para llenar de agua el botijo. "Sé de sobra lo que es un perro y puedo asegurar rotundamente que era una leona", contaba en LA GACETA del 29 de junio de 1969.

Unos dicen que se escapó de un circo, otros que era de un terrateniente portugués que la compró cuando era un cachorro, incluso muchos aseguran que no fue más que un bulo de los contrabandistas (tan habituales entonces en los pueblos de La Raya) para que la Guardia Civil se centrara en una zona determinada y les dejara "trabajar" libremente en otra por la que pasar la mercancía de Portugal. 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies