EDUCACIÓN

La despoblación deja a 48 pueblos sin centro educativo desde 2010

Las previsiones apuntan que Salamanca perderá la cuarta parte de los escolares en los próximos 15 años

05.08.2017 | 18:44
Un aula con cuatro alumnos.

Los problemas de la despoblación comienzan a vislumbrarse en los centros educativos de la capital salmantina, pero en el resto de la provincia llevan siendo una constante desde hace años. Solo hay que echar una mirada atrás para comprobar las devastadoras consecuencias que ha tenido. Desde 2010, 48 pueblos salmantinos han visto como el colegio tenía que cerrar ante la falta de alumnos. Un hecho que se va a repetir el curso que comienza el próximo septiembre, ya que de momento hay 4 municipios que se quedarán sin escuela.

Los últimos cierres han provocado que en el curso 2017/2018 solo 133 de los 362 municipios de Salamanca cuenten con un centro escolar o al menos una unidad de Infantil y Primaria en funcionamiento. A pesar de que Castilla y León es una de las comunidades autónomas que ofrece una mayor flexibilidad para mantener abiertas aulas en las localidades más pequeñas, muchos pueblos no han conseguido alcanzar en los últimos años el mínimo de alumnos que exige la normativa regional, 4 entre todas las edades de Infantil y Primaria.

Las desapariciones se han sucedido en los últimos 8 años y han fluctuado entre 3 y 8 por curso. El próximo, en principio, va a comenzar con 4 menos. La Dirección Provincial de Educación confirma que las localidades de Cabeza del Caballo, Villar de Peralonso, Cepeda y Villasrubias van a perder el colegio. No obstante, la cifra, por desgracia, podría aumentar. Varios centros cuentan con el mínimo justo de estudiantes, por lo que la baja de un niño de última hora antes de que empiece el curso puede conllevar el cierre.

El esfuerzo por mantener abierto el centro educativo de los pueblos obliga también a un esfuerzo inversor importante. Aunque solo haya 4 alumnos en la escuela, son varios los docentes que trabajan en él. Además del maestro-tutor, al colegio también se desplazan otros cuatro docentes especialistas para impartir Religión, Música, Inglés y Educación Física como mínimo, por lo que el coste anual solo en salarios ronda los 100.000 euros.

La "epidemia" de desapariciones afecta a casi la totalidad de la provincia. Solo se salvan las localidades más cercanas a la capital salmantina, que han experimentado un gran crecimiento urbanístico en los últimos años que ha atraído a muchas familias jóvenes al resultar más baratas las viviendas que en la ciudad. De hecho, estos municipios han concentrado en exclusiva las pocas creaciones de centros en los últimos tiempos.

Futuro poco prometedor. Las últimas proyecciones de población realizadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE) prevén que dentro de 15 años la provincia salmantina haya perdido una cuarta parte de los escolares que tiene en la actualidad. El informe refleja que la tendencia descendente que se arrastra desde hace años continuará también durante los próximos. Tomando como referencia los datos de 2002, la población en edad escolar -de 3 a 17 años- que tenía la provincia ascendía a 44.083. En 2007 había bajado hasta los 42.257, mientras que en 2012 hubo un leve repunte, hasta los 42.353. Sin embargo, la prolongación de la crisis ha reducido desde entonces la población escolar a los 41.217 de la actualidad. El estudio recoge, además, que la crónica baja natalidad, unida a la emigración, va a disminuir aún más la población escolar, que se quedará en 31.119 en 2031.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Pueblos de Salamanca
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies