PATRIMONIO

Arqueólogos de la Universidad hallan restos de asentamientos del siglo VIII en La Genestosa

Serían los primeros vestigios de la octava centuria encontrados en la Meseta del Duero

28.07.2016 | 17:35
Restos hallados en otro asentamiento en La Genestosa.
Restos hallados en otro asentamiento en La Genestosa.

Un grupo de arqueólogos de la Universidad de Salamanca, dirigido por el investigador de Historia Medieval, Iñaki Martín, identificó en la cuarta campaña de excavaciones de su proyecto para identificar núcleos poblacionales en la dehesa de La Genestosa, paraje de rebollos y suelo granítico de la provincia de Salamanca, restos de asentamientos del siglo VIII, según ha informado la Universidad de Salamanca.

De confirmarse los datos, se trataría de un "hito" puesto que se trataría de los primeros vestigios encontrados en la Meseta del Duero de una comunidad campesina del siglo VIII, "periodo del que nunca hasta ahora se habían documentado ni encontrado restos en esta zona de la Península Ibérica", explicó Martín.

No obstante, el codirector de la excavación muestra todas sus reservas y recuerda que hay que esperar hasta dentro de unos meses, cuando los resultados de los análisis de radiocarbono de los sedimentos y cerámicas encontrados, junto con los paleomagnéticos y los palinológicos, permitan una acotación cronológica exacta de los restos. "Es cierto que lo que hemos encontrado en esta campaña es diferente a las anteriores, pero hasta entonces no estaremos en disposición de poder confirmarlo", atajó.

Las prospecciones de años anteriores en el amplia área de la dehesa de La Genestosa permitieron a los investigadores documentar restos de épocas romana y altomedieval. Rubén Rubio, arqueólogo de la Universidad y codirector de la investigación, detalla que en los dos últimos sondeos abiertos se descubrieron estructuras de hábitat altomedieval claramente perceptibles en superficie y asociadas a "dos tumbas excavadas en roca, localizadas a escasos metros de distancia, que habíamos catalogado anteriormente y que hicieron que fijáramos nuestra atención en este lugar concreto".

El reto ahora consiste en averiguar "si estos nuevos restos y estructuras halladas corresponden a los mismos momentos de ocupación datados en los yacimientos colindantes. Es decir, si son coetáneos o, por el contrario, pertenecen a diferente cronología" y, en ese caso, tratar de determinar "el tipo y función de los espacios y su modo de ocupación, así como su distinta cultura material, que nos informará sobre el modo de vida de los que allí vivían".

Cerámicas, testigos del tiempo

El contexto del suelo granítico en el que se cimientan los yacimientos constituye el principal obstáculo al que se enfrentan para recabar datos cronológicos que sitúen el asentamiento en una franja precisa de espacio y tiempo. La acidez propia de esta roca eliminó cualquier tipo de resto óseo, tanto humano como animal, que pudiera servir de patrón para la datación temporal.

Por ello, Martín y Rubio, junto con su equipo de investigación compuesto principalmente por doctorandos del grado de Historia de la Universidad, así como por estudiantes procedentes de universidades mexicanas y portuguesas, se afanan en identificar los materiales y modos de construcción de las edificaciones, así como en recuperar fragmentos de metales y cerámicas domésticas para datar la edad del asentamiento desenterrado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Pueblos de Salamanca
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies