AUTOVÍA

Las explosiones por las obras de la autovía provocan grietas en las casas de Fuentes de Oñoro

Denuncias de los vecinos al Ayuntamiento y la Guardia Civil

27.07.2016 | 12:20
El vecino, Nicolás Barco, señala una de las grietas aparecidas tras las explosiones.
El vecino, Nicolás Barco, señala una de las grietas aparecidas tras las explosiones.

Las voladuras que se están realizando en las obras del tramo final de la autovía A-62, en el término municipal de Fuentes de Oñoro, están provocando grietas en las casas de la localidad, según denunciaron a LA GACETA los propios afectados. El Ayuntamiento ya ha tomado cartas en el asunto, según señaló el alcalde en funciones, Juan Luis Bravo: “De momento, la empresa solamente nos ha contestado que las voladuras están dentro de los parámetros permitidos”.

Los perjudicados han dejado constancia de sus quejas por escrito en el Consistorio que, por ahora, ha enviado a los inmuebles al arquitecto municipal y al secretario. Los vecinos aseguraron también que les han visitado responsables de la adjudicataria de los trabajos. No obstante, los propietarios de las viviendas con daños expresaron su malestar porque hasta ahora, salvo sus propios seguros, el resto de las actuaciones se han limitado, que sepan, a sacar fotografías de las grietas. También han realizado marcas para comprobar si siguen creciendo con las siguientes explosiones, algo que, según subrayaron con preocupación, está ya ocurriendo.

Nicolás Barco es uno de los vecinos afectados. En el escrito que registró en el Ayuntamiento el día 14 del pasado mes de junio, expuso “desperfectos en techo y tabiques por vibraciones producidas por las explosiones”. Tiene casi todas las habitaciones de la vivienda llena de grietas. Su mujer “es la que peor lo está pasando de los dos”, ya que además de los desperfectos, está viviendo con “angustia” las explosiones que “son como terremotos”.

Todos los vecinos de Fuentes de Oñoro consultados coincidieron en describir de forma casi idéntica los “bombazos” que vienen produciéndose desde aproximadamente principios de junio: primero el temblor y después el ruido, entre las 13:30 horas y las 15:00 horas, varios días a la semana, con diferente frecuencia. “Pensé que algo raro me estaba pasando debajo de los pies, incluso en un terremoto, y después llegó el estruendo. Es cosa de segundos”, afirma Felicísima Hiyera Casado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Pueblos de Salamanca
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies