COMICIOS

PP y PSOE llegan a las urnas con el recuerdo de 2011, cuando los populares arrasaron en la Región

Los socialistas cayeron a resultados de 1995, mientras UPyD se colocó como tercera fuerza

24.05.2014 | 13:59
Juan Vicente Herrera.
Juan Vicente Herrera.

PP y PSOE se miden en estas elecciones al Parlamento Europeo con la mayor brecha histórica de 26,3 puntos registrada en los comicios generales de 2011, cuando la formación que lidera Juan Vicente Herrera obtuvo su segundo mejor resultado con el 55,4 por ciento de los votos, mientras que los socialistas, bajo la dirección de Óscar López, se desplomaron hasta el 29,1 por ciento, como en las autonómicas de 1995, que se quedaron en el 29,4 por ciento. UPyD superó a IU en la cita de hace dos años y medio con un 6,1 por ciento y se colocó como tercera fuerza política frente al 5,6 de la coalición que dirige José María González en la Comunidad.

La evolución del voto en Castilla y León entre 1977-2011 refleja el despegue del PP a partir de las generales de 1989, ya que hasta ese momento el PSOE había ganado las generales de 1977, 1979, 1982 y 1986, y las autonómicas de 1983, cita en la que los socialistas tienen su récord, con el 43,7 por ciento de los votos frente al 39,1 de la entonces aun Alianza Popular. En las generales de 1986, vence el PSOE, pero seguido de cerca por la formación de centro-derecha, un 37,9 sobre un 35, aunque en las autonómicas de 1987 se iguala, un 33,7 los socialistas y un 33,4 el PP, con José María Aznar de candidato, que se convierte en presidente de la Junta.

La diferencia entre ambas fuerzas comienza en las generales de 1989, con Aznar de candidato a La Moncloa, que recibe el 39,8 por ciento de los votos en Castilla y León sobre el 35,1 del PSOE. Los populares inician su camino hacia el ascenso en cada elección y los socialistas recorren a la inversa. En las autonómicas de 1991, el PP con Juan José Lucas consigue su primera mayoría absoluta, con un 43,5 por ciento frente al 36,4 de los socialistas, que refuerza en 1995. En las europeas de 1994, el PP llega al 53,4 y el PSOE cae al 28,6. Es en las generales de 2000, donde los 'populares' tienen su techo, un 55,6, seguido del 55,4 de noviembre de 2011.

En las autonómicas de 2003, el PP recae al 48,5 y el PSOE asciende al 36,7 por ciento, que eleva al 37,7 en la cita de 2007, aunque los 'populares' también se colocan con un 49,1 por ciento. Pero, la diferencia aumenta cuatro años después, en 2011, con un 51,5 de Herrera sobre el 29,6 de López. Los socialistas cosechan en las generales y europeas de 2004 y en las generales de 2008 sus mejores datos de los últimos 25 años. Precisamente, es en 2008 donde se produce la menor diferencia entre ambos, de ocho puntos, aunque la etapa final del Gobierno de Zapatero con la crisis, los primeros recortes y el adelanto electoral lleva a la oposición socialista a sus peores registros desde 1989.

Izquierda Unida tiene sus mejores datos en las europeas de 1994, con el 10,9 por ciento, en las generales de 1994, con el 7,6, y en las autonómicas de 1995, con 9,5, cuando consiguió cinco procuradores en las Cortes de Castilla y León. En las autonómicas de 2011, obtuvo un 4,8 por ciento de los votos e UPyD un 3,29. Sin embargo, en las generales de 2011, la formación de José María González fue superada por el partido magenta con un 6,1 frente al 5,6 de la coalición de izquierdas.

El PP de Castilla y León se ha marcado estas europeas como las primarias o la primera vuelta de las municipales y autonómicas de 2015 y ha pedido una gran movilización de todos sus cargos, que empezó con el presidente autonómico, Juan Vicente Herrera, en la línea de salida, para vencer, de nuevo, en estos comicios y contribuir al triunfo de los populares en España y Europa. También, los socialistas Julio Villarrubia y Óscar López -éste más en clave nacional- se han volcado en esta campaña para pedir un cambio que gire las políticas de austeridad aplicadas en Europa.

Un cambio del "austericidio" reclama IU, aunque considera que PP y PSOE son lo mismo y han aplicado las mismas medidas desde el Gobierno, como ha denunciado José María González en su campaña, en la que ha luchado contra el bipartidismo, igual que UPyD. Ambas formaciones, se juegan en esta cita, a un año de las municipales y autonómicas, quién se consolida como tercera fuerza política en la Comunidad.

Programa regionalizado

Los tres partidos mayoritarios -PP, PSOE e IU- han coincidido en presentar un programa regionalizado y en los ejes para el próximo periodo en Europa: creación de empleo, lucha contra la despoblación, Política Agraria Común, reforma de la directiva sobre la minería para que las empresas no estén abocadas al cierre en 2018 y criterios de reparto de los fondos conforme al perfil de Castilla y León (extensión, dispersión o envejecimiento).

Sin embargo, sólo el PP presentó públicamente el programa regionalizado impreso en forma de cuadernillo en el que se recoge el manifiesto electoral 'España por Europa' - aprobado en la convención nacional del PP celebrada en Valladolid el pasado mes de febrero-; los logros del periodo 2007-2013, en los que la Comunidad ha recibido 8.000 millones de euros de fondos europeos, y los ejes para el nuevo marco.

El presidente del PP en Castilla y León pidió un gran movilización y la implicación de todos los cargos del partido en la campaña e incluso llegó a calificar de "desastre" para la democracia una participación del 50 por ciento en estos comicios, como ocurrió en los anteriores con un 52 por ciento, porcentaje por encima de la media de España.

Herrera ha repetido, en los actos electorales, con más presencia en esta cita en municipios no capitales de provincia (Benavente, Navas del Marqués, Aranda de Duero, Chañe y Ciudad Rodrigo), que en un tiempo de frontera entre la crisis y la incipiente recuperación se debe dar el voto al PP para que los sacrificios realizados no hayan sido en balde y fructifiquen con las reformas realizadas la creación de empleo y el crecimiento.

El presidente, acompañado en varios actos por el eurodiputado y candidato Agustín Díaz de Mera, también ha arremetido contra quienes no vieron o negaron la crisis y ahora no reconocen que se ha iniciado la recuperación, y ha rechazado que estas elecciones sirvan a algunos para dar un voto de castigo al PP o para el respaldo de propuestas populistas, frívolas o extrafalarias. El presidente, que en todos sus actos ha hablado de la importancia de Europa, ha considerado que no puede ir cualquiera a las instituciones comunitarias e incluso ha llamado ineptos a los ministros de Agricultura del anterior Gobierno socialista.

La campaña electoral quedó marcada por el asesinato a tiros en la calle de la presidenta del PP y de la Diputación de León, Isabel Carrasco, poco antes de que viajara a Valladolid para asistir al mitin central de la campaña con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que fue suspendido. El mitin se celebró una semana después y sirvió de homenaje a la dirigente leonesa, si bien los tres días de luto oficial han reducido actos y la presencia de candidatos, como Elena Valenciano en Valladolid, donde sí estuvo la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

Sin respuestas

El secretario general del PSCyL-PSOE se ha volcado en la campaña y ha multiplicado su presencia en las nueve provincias, en la mayoría de los actos junto a Iratxe García, la eurodiputada y candidata a renovar mandato. Ambos, han insistido en pedir un cambio en la Unión Europea para desterrar las políticas de austeridad de este periodo y en favor de la recuperación de derechos y libertades en su opinión perdidos.

Villarrubia ha atacado a la Junta por los recortes en servicios básicos y ha insistido en criticar que se hayan perdido los fondos de convergencia interior y que se deba a la Comunidad 280 millones de desarrollo rural a agricultores y ganaderos por parte del Gobierno, además de incidir en el "tremendo drama" del desempleo y en la pérdida de población, en especial de jóvenes.

El candidato del PP a las europeas, Miguel Arias-Cañete, no se ha librado de las criticas de Julio Villarubia y de Iratxe García, que se elevaron después de las manifestaciones con las que el exministro de Agricultura justificó su debate con la socialista Elena Valenciano, en el sentido de que "no entró a matar" ante la dificultad en debatir con un mujer sin ser llamado machista.

Entre PP y PSOE, el coordinador de IU en Castilla y León, José María González, ha centrado sus criticas al bipardidismo así como a que ambos han aplicado las mismas políticas de "austericidio" desde el Gobierno y de recorte de derechos y libertades. La campaña de IU contó con su número uno a las europeas, Willy Meyer, en Valladolid donde presentó la propuestas para que se investigue por la Fiscalía General del Estado a las empresas del Ibex 35 y por que se acabe con los paraísos fiscales, de manera que el dinero que aflore del fraude fiscal se destine a la creación de empleo.

El cabeza de lista de UPyD al Parlamento Europeo y eurodiputado, Francisco Sosa Wagner, catedrático de Derecho Administrativo en la Universidad de León, ha apostó por la economía verde, por la atención a las personas mayores y los discapacitados y por potenciar los fondos para innovación como vías para que los países de la UE puedan reducir sus altísimas tasas de paro. "El desempleo es una bomba de relojería en el corazón de Europa", ha advertido en sus actos de campaña.

La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies