INVESTIGACIÓN

Los alimentos que consumió la familia de Alcalá eran comprados y se encontraban en buen estado

Las primeras conclusiones desvinculan las muertes de la precariedad económica

17.12.2013 | 13:04

La Consejería de Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía ha descartado este lunes que la muerte de una familia en Alcalá de Guadaira, el pasado sábado, tenga que ver con la precariedad económica de la familia. De hecho, todos los alimentos que se encontraban en la casa de la familia de Alcalá de Guadaíra habían sido comprados en establecimientos de la localidad en perfecto estado. Todo indica por tanto que se trata de un fatal accidente.

Cualquiera que sea el agente que ha contaminado los alimentos se encontraba dentro de la casa y entró en contacto, posiblemente por accidente, con la cena que ingirió la familia. Los investigadores han descartado, por tanto, que la comida llegara ya contaminada desde el exterior, como se ha especulado en los últimos días.

Eso se desprende de las primeras conclusiones hechas públicas por la Consejería de Salud y Política Sociales de la Junta de Andalucía, que descarta por tanto que el dramático suceso tenga que ver con la precariedad económica de la familia, circunstancia que había disparado todas las alarmas en el municipio dada la conexión que se ha venido realizando entre las muertes (los fallecidos son el matrimonio y una hija de 14 años) y las consecuencias de la crisis.

Los tres miembros de una misma familia murieron a consecuencia de una parada cardiorrespiratoria cuya causa se desconoce, por lo que se está pendiente de una serie de pruebas "complementarias" que se realizarán a partir de ahora, según el avance de la autopsia practicada a los tres cadáveres en la mañana de este lunes.

La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies