DESPEDIDA

Amaya dice adiós entre lágrimas

La mejor jugadora española de todos los tiempos y la máxima anotadora del Perfumerías Avenida en su historia, anuncia de manera oficial su retirada

17.12.2013 | 17:51
Amaya dice adiós entre lágrimas

Alcobendas, su localidad natal, ha sido la elegida por Amaya Valdemoro para poner fin a una exitosa carrera de más de veinte años, seis de los cuales los pasó en Salamanca (cinco en la máxima categoría). Siempre habrá un hueco destacado en la historia del Avenida para la jugadora más carismática que ha pasado por el club, a pesar de no lograr aquí ningún título.

La mejor jugadora española de todos los tiempos -vistió la camiseta de la selección en 258 ocasiones- jugó en Salamanca en tres etapas diferentes. La madrileña sigue teniendo, doce años después de haber disputado su último partido con la camiseta del entonces llamado Halcón Viajes, varios records en la historia del club salmantino: el de puntos anotados en un partido -49 contra el Ensino de Lugo en abril de 1999-, el de valoración (+55 contra el Celta en la temporada 2000/01) y el de ser máxima anotadora de todos los tiempos con 3.271 puntos, un registro que seguramente ya nadie podrá igualar. En cuanto a encuentros disputados, Valdemoro ocupa el puesto 11º, con un total de 162.

Amaya Valdemoro llegó a Salamanca con solo 15 años al comienzo de la temporada 91/92, que terminaría con el ascenso a División de Honor. Procedente del Tintoretto madrileño, su fichaje fue posible gracias a las gestiones de Pepe Báez y Carlos Méndez. El actual gerente del club se quedó maravillado al ver jugar a la madrileña en un Campeonato de España. Tras el ascenso se marchó, pero su ausencia duró solo dos años. Su segunda etapa en el club fue en las campañas 1994/95 y 95/96. En esta, condujo al equipo a la final de la Liga tras un inolvidable partido contra el Canoe en La Alamedilla, en el que anotó 43 puntos.

Su cotización hizo que se volviera a marchar, aunque regresó en la 98/99 como buque insignia de un proyecto en el que se disputaron dos nuevas finales en tres nuevas temporadas hasta que dijo adiós a Salamanca de forma definitiva: la de Liga ese mismo año y la de la Copa de la Reina en la 2000/01. Su último partido en Salamanca fue el 7 de abril de 2001 contra el Ensino, en cuyo camino se había cruzado tantas veces.

La jugadora que lo ha ganado todo en la WNBA, Rusia, España y con la selección, tuvo el sabor agridulce de no haber ganado ningún título en Salamanca. En la memoria de los aficionados quedaran para siempre actuaciones mágicas como las ya mencionadas ante Canoe y Ensino o un partido de la Ronchetti contra el Rescifina Messina, con un triple vital para superar la eliminatoria desde 9 metros en el último segundo.

En alguna ocasión pudo haber regresado al Avenida, pero no se dieron las circunstancias. Como integrante del Ros, la que había sido jugadora más querida por la marea azul se convirtió en la más odiada debido a su carácter sobre la cancha, pero al regresar con Rivas las aguas volvieron a su cauce y Amaya Valdemoro siempre tendrá un lugar especial en la historia del club salmantino.

Noticias relacionadas


La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies