ÚLTIMA HORA
La CUP declara muerto el 'procés' y llama a ejercer la desobediencia
OLIVOS Y ACEITUNOS

CD Guijuelo: el sueño que continúa

05.05.2014 | 11:47
La plantilla del Guijuelo celebra la clasificación para la fase de ascenso. | TEL

Aunque en "Olivos y aceitunos" acostumbro a tratar la actualidad política, hoy voy a permitirme la licencia de hablar de fútbol con el permiso de mis compañeros que ofrecen en sus blogs sus atinados puntos de vista sobre este deporte. La clasificación del Guijuelo para las eliminatorias de ascenso a Segunda División, además de producirme una enorme alegría, me ha traído a la memoria un sinfín de recuerdos. En una temporada muy triste para el fútbol salmantino por la desaparición de la UDS, esta provincia se merecía volver a aparecer en el mapa del deporte rey. Y lo ha hecho gracias a un proyecto modesto, humilde y basado en el trabajo, la constancia y la lucha.

Pocos se acuerdan ahora de la travesía en el desierto de la pasada temporada con un Guijuelo que salió a competir de milagro por los problemas económicos y que tuvo que confeccionar una plantilla en apenas dos semanas. Un referente del unionismo y un gran profesional como Sito fue capaz de obrar el milagro y salvar al equipo cuando todo el mundo lo daba por descendido en enero. Ese fue el punto de inflexión de un club que esta temporada ya ha tocado la gloria independientemente de lo que pase en la lucha por el ascenso.

Pero para explicar el porqué del éxito del equipo verdiblanco hay que remontarse mucho más atrás. Cuando Luis Ramos dijo en la temporada 1999-00 -con el equipo en Provincial- que su objetivo era colocar en tres años al equipo en Segunda B, todo el mundo lo tomó por loco. Los fanfarrones que hoy quieren tener el monopolio del Guijuelo dando la sensación de que lo han fundado al acusar al resto de "subirse al carro" del triunfo, se olvidan fácilmente de aquellos años. Esas declaraciones de Ramos las recogió mi compañero y amigo Javier Hernández en LA GACETA, un profesional que siguió durante años al Guijuelo por los campos de Regional y Tercera División. Yo tuve el honor de coger ese testigo y por eso guardo en mi retina momentos históricos para el club como el ascenso en Valdebebas y las goleadas del Guijuelo "matagigantes" de Pepe Calvo de la temporada 2006-07, pero también capítulos tristes como el descenso a Tercera en Lezama en la 2004-05.

No es ningún mérito haber estado ahí, pero conviene recordarlo ahora que lo fácil es decir aquello de: "yo siempre he seguido al Guijuelo". Por ese motivo no sólo hay que destacar la fantástica labor de un entrenador joven y con las ideas claras como Rubén de la Barrera, la acertada gestión en los despachos de un futbolista con una dilatada trayectoria como Chema y la entrega de un grupo de futbolistas sólido y comprometido. También hay que decir que todo esto se ha conseguido gracias a un hombre como Luis Ramos que apostó por un Guijuelo grande, a Jorge Hernández que tomó el relevo, a entrenadores que ayudaron a apuntalar al club como Trujillo, Antolín Gonzalo, Pepe Calvo, Crego, Carlos Pouso, María, Imanol Idiakez y Sito, a un Ayuntamiento capitaneado por Julián Ramos que ha sido clave en la supervivencia del club y a un pueblo que lo siente como un patrimonio más de la villa.

El sueño continúa y espero que durante mucho más tiempo. Ahora solo queda disfrutarlo, pero con los pies siempre en la tierra para que el trabajo de estos años siga consolidándose y no se venga abajo. Guijuelo y la provincia de Salamanca lo merecen.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies