La noria

13.04.2018 | 04:45
Miguel Cid

Cuando éramos niños nos sorprendía ver al burro con los ojos tapados dar vueltas y vueltas cansinamente alrededor del pozo para que los cangilones sacaran agua de la noria.
Ahora, aunque ya no existen las norias ni casi burros, ya que ni con los ojos tapados se encontrarían asnos dispuestos, me temo que las norias y los burros, sobre todo éstos, siguen funcionando en otros ámbitos.
¿Qué puede pensarse si no, si escuchas a determinados portavoces políticos que erre que erre giran impasibles con sus orejeras puestas y con sus ojos tapados por la ofuscación machacando una y mil veces sus mismos mantras?.
Acabo de oír a Carles Campuzano, portavoz del PDeCAT, en TVE y en el propio Congreso en una interpelación al Ministro de Justica, y tanto frente a las preguntas del entrevistador y sus colegas como en la citada interpelación, la imagen del burro de la noria ha vuelto con nitidez a mi memoria de niño. Daba igual que se le recordara que todas las instancias judiciales nacionales e internacionales digan que en España no hay presos políticos o que se admita que ha habido violencia, mayor o menor en las turbas separatistas, etc., etc. Sin embargo, el Sr. Campuzano, con su lacito amarillo, imperturbable y recalcitrante, seguía cual burro de la noria caminando en círculo con sus cangilones sacando agua para su huerto particular del independentismo.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies