Mujeres pastoras

08.04.2018 | 04:45
Román Álvarez

Dice Violeta que cuando se casó con Gregorio las ovejas entraron a formar parte del matrimonio. Desde entonces, ella, persona luchadora e independiente, es una de las pocas mujeres que tiene su propio rebaño de merinas, muchas de ellas merinas negras, una raza en peligro de extinción. En la temporada de otoño e invierno dispone de unos pastizales en la zona de ribera, de clima más suave. En primavera, durante un par de meses junta su rebaño con el de Gregorio en uso de una titularidad compartida –"mi firma vale lo mismo que la de mi marido"-, de la que goza con pleno derecho. Luego, en verano, ella sola, acompañada de sus doce fieles mastines y un par de careas, vigila a sus ovejas en la soledad de los altos puertos de montaña donde la hierba es fresca, nutritiva y abundante; donde desde los gloriosos inicios de la Mesta esos pastos alimentaban a miles de ovejas que serían el orgullo de las grandes cabañas ganaderas hasta bien entrado el siglo XVIII. Y si llega el caso, Violeta se enfrenta a los lobos. Antes de abandonar las cumbres –después de la Fiesta del Pastor—retorna a su base invernal con el fin de aprovechar los pastizales y las rastrojeras ribereñas en esa época del año.
A pesar de las crecientes dificultades económicas, todavía queda gente joven –muy poca, en verdad-- que cree en el campo, que lucha por la dignificación de una actividad profesional menospreciada, que considera la vida pastoril como un medio de vida digno y gratificante. Es un trabajo que exige plena dedicación todos los días del año: pastoreo, esquileo, paridera, tratamientos veterinarios e incluso papeleo, mucho papeleo impuesto por todas las legislaciones e instancias que parecen dispuestas a acabar como sea con esta actividad milenaria.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies