Unamuno y España

06.04.2018 | 04:45
Elena Sánchez

Desde siempre y, sobre todo en mi juventud, los afanes lectores me llevaron a intentar comprender la numerosa obra de nuestro gran Rector: Unamuno. Mira por donde las lecturas a las que me asomé no incluyeron un ensayo, de extensión más bien pequeña, a la que he accedido recientemente. Se titula: "El sepulcro de D. Quijote" y como ocurre tantas veces cuando nos asomamos a la obra de ese vasco enamorado de Salamanca su lectura no tiene desperdicio.
Vivimos en nuestra España tiempos difíciles y, aunque la prosperidad parece que asoma nuevamente al conjunto de la Nación, nos acechan negros nubarrones que parecen como una maldición bíblica. Ignoro si el carácter español lleva inscrita la violencia, la envidia o las ganas de fastidiar al vecino como es el caso de esa región pendenciera a la que venimos sufriendo desde los tiempos más lejanos. Los levantiscos señores del antiguo Condado de Barcelona solo se satisfacían, a medias, cuando la bota de Cataluña se plantaba en las posaderas del resto. La manera de tranquilizarles fue siempre la misma: tratarles como al niño mimado a quien nada se le niega. Pero cuando el devenir histórico les hace comprender que nadie es más que los otros, parece como si todas las furias se les desataran con una inusitada virulencia.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies