Pues no fui

02.04.2018 | 04:45
Pues no fui

No, no fui al concierto de Bob Dylan. No sé por qué razón. Ahora intentaré descubrirla. Recuerdo que la primera vez que oí (y escuché) a Dylan, allá por 1965, no me interesó demasiado. Cosas mías: por esa época adolescente andaba yo poseído musicalmente por la pleamar del rock y el pop clásicos (Beatles, Rolling Stones, Kinks, sonido Tamla-Motown) y eso tenía un precio: no estaba yo muy interesado por un sonido como el de Dylan, que se alejaba mucho del rock auténtico y del pop genuino. Pero los gustos cambian: tardé poco en tragarme mi desatenta opinión. Ayudaron mucho canciones como "Positively 4th Street" o "Just like a woman".
Segunda razón posible: quizá es que mi mitomanía se hospeda en un sótano. Aseguraba Chesterton que antaño las personas cantaban en coro, y que ahora la gente se reúne para escuchar a uno solo, por la absurda razón de que el individuo en cuestión canta mejor. ¿Absurda razón? "Claro", apuntaba el escritor británico: "si seguimos así, en cualquier reunión social reirá una única persona: la que mejor ría".

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies