La torre de Los Anaya

24.03.2018 | 04:45
José Antonio Bonilla

Los viajeros que por distintos caminos durante siglos se acercaban a Salamanca, cuando oteaban en el horizonte su silueta, se hacían lenguas y dejaban plasmados en sus escritos la maravilla de su contemplación. Don Jorgito, el inglés, le sucedió cuando vino a vender Biblias a nuestra ciudad. Se hallaba a cuatro leguas de su destino, y fue sorprendido por la imagen que le ofrecía la ciudad "irguiéndose sus masas gigantescas, que se columbraba a inmensa distancia y seducen al viajero con la impresión de una proximidad completamente ilusoria", pero fue el Rector de rectores, Unamuno, quien mejor definió esta visión en su poema dedicado a la ciudad del Tormes, la llamaba "Alto soto de torres". Las altas construcciones que se hicieron en la segunda mitad del siglo veinte, la anarquía imperante hace desaparecer algunas panorámicas y empequeñece otras.
La mole de la Catedral Nueva, destaca en Salamanca sobre las demás, también son relevantes las de la Clerecía, de menor volumen, pero la de mayor encanto es la torre del Gallo de la Catedral Vieja. El palacio Monterrey, la torre del Clavero y la de los Anaya, antes llamada de Abrantes, los dos últimas en la Plaza de Colón. La Torre de los Anaya será rehabilitada por el Ayuntamiento. Después de casi diez años de permanecer el edificio cerrado, a cal y canto, y se pondrá al servicio de los salmantinos, como Centro Cultural, donde habrá tres salas de exposiciones, biblioteca, Patio de Música, Sala de usos múltiples, etc.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies