¿De dónde vienen los lechazos?

08.12.2017 | 04:45
Susana Magdaleno

Tomás Peinado es de los pocos cabreros que quedan ya en Salamanca: la falta de más rutas de recogida de leche le "condena" a vivir casi exclusivamente de la venta de los cabritos y si en Navidad no hay demanda ni precio, malvive todo el año. Pastorea cada día a las cabras para que coman en el monte, haga frío o calor, y vayan "caminando y floreando", como les gusta. Muchos días Tomás apenas puede parar a comer porque ellas caminan y caminan y, hasta una hora antes de la puesta del sol y otra después, apenas aprovechan para comer. Él, por supuesto, espera paciente.
Por eso lo que no puede comprender este cabrero de casi 56 años que lleva 21 en el oficio es cómo los cabritos que producen sus cabras pueden costar lo mismo que otros criados en granja, con leche en polvo. A la hora de comprarlos, el etiquetado no indica qué tipo de leche recibieron y ni siquiera su origen porque, igual que ocurre con el lechazo, pueden venir de Francia -como hay muchos en esta época- y llevar el sello de un matadero de Salamanca, sin que eso signifique que sean de aquí.
Tomás pide más información porque quiere seguir viviendo de este oficio que domina y que su familia, si lo desea, pueda dedicarse también a ello. Por eso no termina de comprender que el consumidor conozca si el gallo es de granja o de corral; si el ibérico es de cebo, cebo de campo o de bellota y, en su caso, se camine aún a ciegas.
Todas las organizaciones agrarias han advertido a lo largo de estos días del consumo a ciegas que existe especialmente en el caso del lechazo y del tostón. No se oponen, faltaría, a que el consumidor compre el producto de donde le parezca, pero sí a que lo haga convencido de que se trata de un producto criado en Castilla y León. Si existe etiquetado en el jamón, no llegan a comprender la razón por la que la normativa no protege a aquellos ganaderos que, como Tomás, mantiene el pastoreo, con el beneficio que supone para la limpieza del monte y la prevención de incendios, y ofrece además un producto diferenciado y de calidad, porque no hay cabra de campo que no busque la bellota.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies