Procés y seguridad

07.12.2017 | 04:45
Tomás Pérez Delgado

Hay que agradecer a Kafka que construyera su monumento literario al absurdo a través de la metáfora de la red de salas, puertas y corredores que, aunque aparentemente diseñados para llegar a la estancia destinada a celebrar un proceso judicial, en realidad no conducían a parte alguna. ¡Buena imagen de nuestro querido procés! Y es que, su culminación, el 1-0, vino precedida por el fatídico atentado yihadista de Barcelona, gracias al cual, todo el mundo pudo constatar que los impulsores de la farsa habían olvidado en el trazado de sus "estructuras de Estado" justamente las de seguridad y defensa. Se desveló así que el "procés" era solo un tortuoso sendero sin destino y un inextricable batiburrillo de conatos, rectificaciones y fake news.
Como sirviendo de contrapunto a esa ausencia de programa político, 23 socios de la UE, conscientes de que la seguridad es una dimensión esencial del bienestar ciudadano, han puesto en pie recientemente una red de cooperación estructurada permanente –PESCO por sus siglas en inglés-, para hacer frente a los nuevos riesgos derivados del Brexit, el aislacionismo de Trump y el intervencionismo militar de Rusia en su orla fronteriza y, con la guerra cibernética, en la vida política europea. Vuelve, pues, aunque más prudentemente hoy, el viejo proyecto de Unión de la Defensa que Francia rechazó en 1954. Macron y Merkel han relanzado la idea de entonces, a fin de dotar a la Unión de nuevas capacidades en tecnología e industria de defensa y de los medios necesarios de proyección exterior, sin duplicidades con la OTAN.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies