La Constitución del 78

06.12.2017 | 04:45
César Lumbreras

Tal día como hoy hace 39 años me encontraba en Jaca haciendo "la mili". Estábamos acuartelados, lo que significaba que no había permisos desde hacía varias semanas y seguimos así unas cuantas jornadas más. La razón era que el 6 de diciembre de 1978, miércoles si no recuerdo mal, se celebró el referéndum sobre la Constitución española que está vigente todavía. Recuerdo perfectamente mi enfado. Había logrado que me hiciesen presidente de la mesa electoral de mi pueblo y eso suponía, en teoría, que me debían dar unos días de permiso para cumplir con esta obligación. Sin embargo, el comandante militar de la plaza de Jaca, un general de brigada, de cuyo nombre no quiero acordarme, decidió que se pasaba esa norma por ahí mismo y, desobedeciendo al Gobierno, negó todos los permisos. Era una prueba evidente de lo que mandaban los militares entonces, cuando se acababan de cumplir tres años y unos días desde la muerte de Franco.
Tengo un especial cariño a la Constitución de 1978 por razones objetivas y también por motivos personas. Entre las primeras destaca, por encima de todas, que bajo su vigencia España ha vivido una época de libertad y de prosperidad de todo tipo como nunca antes se había conocido. Entre los motivos personales debo citar que fui testigo de la mayor parte de su negociación.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies