El debate sobre el estado de los ediles

19.11.2017 | 04:45
Julián Ballestero

El debate sobre el estado de la ciudad celebrado el pasado viernes no ha servido tanto para saber cómo se encuentra Salamanca como para comprobar cómo están los cuatro partidos que las elecciones colocaron en el Consistorio. Cada cual ve la situación de la capital desde el prisma de sus ojos, y como cabía esperar, el análisis no solo fue diferente, sino totalmente opuesto según se mire desde el Gobierno municipal o desde los bancos de la oposición.
En este sentido los dos partidos que anunciaban un nuevo estilo de hacer política no han conseguido cambiar ni un ápice el tradicional guion para este tipo de eventos. En el Pleno del Ayuntamiento no abundan la sinceridad ni autocrítica, y nadie reconoce matices ni concesiones, de tal manera que quienes gobiernan lo ven todo de color de rosa y quienes militan en la oposición lo ven todo negro. Así el debate se convierte en un cuerpo a cuerpo salvaje por momentos, donde nunca se piensa en el bien de los administrados sino en la mejor manera de zaherir al contrario. Tal parece que estuvieran hablando de ciudades diferentes, o de épocas diferentes de la misma ciudad, porque no existe un mínimo consenso sobre el acierto de determinadas políticas o la ausencia de otras.
Por eso la sesión del viernes sirvió más para tomar el pulso a los cuatro grupos municipales a mitad de una legislatura que se preveía interesante, después de que las urnas enterraran el rodillo del PP, pero que no está respondiendo a las expectativas por deficiencias de los interlocutores.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies