Apoyo a la Universidad

16.11.2017 | 04:45
Juan Carlos García-Regalado

Al borde ya de las elecciones universitarias que den el relevo al rectorado de Daniel Hernández Ruipérez, se me antoja insistir en la necesidad de sacar a la Universidad de Salamanca de su sesteo intelectual, de su corporativismo, de su ensimismamiento provinciano. No es que no haya tiempo que perder, es que ya no hay tiempo para una institución que no ha sabido estar a la altura y aún menos en los últimos cuarenta años. Mucho derroche de los presupuestos, pero poco ha lucido más allá de un campus que ya nació viejo y obsoleto.
Si algo tiene que tener el nuevo equipo que lidere la Universidad en los próximos cuatro años es transparencia, ideas claras y dejar a un lado los brindis al sol y las palabras que no se pueden cumplir, algo de lo que los candidatos van sobrados estos días, candidatos de los que me excuso no opinar dado que con uno de ellos me une buena relación, y quien posiblemente y dado su perfil sería la mejor opción al Rectorado. Pero en honor a la honestidad, toca callarse, y bien que lo siento, pues la mediocridad y el más de lo mismo -más alguna idea peregrina- sigue siendo el marchamo de las candidaturas a dirigir el Patio de Escuelas. Veremos.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies