Rebelión a bordo

13.11.2017 | 00:22
Rebelión a bordo

La vida por fortuna es variada y entretenida, llena de sorpresas y de situaciones asombrosas, unas lamentables, otras hilarantes, y muchas veces la tragicomedia de los días participa de ambos ingredientes.
Vean si no lo que cuenta el diario El País del 9 de noviembre, que ocurrió a bordo de un avión de Qatar Airways, una línea muy frecuentada por multimillonarios de altos vuelos, en una ruta que iba desde Doha, hasta la idílica costa de Bali en Indonesia.
Resulta que en butacas contiguas viajaba una pareja, y el hombre como suele suceder, arrullado por el runrun de los motores y por la placidez del vuelo, se quedó frito, con un sueño profundo y continuado que no daba muestra alguna de fisuras. Entonces su mujer, que alguna sospecha de su comportamiento debía tener, con todo esmero se apoderó de su móvil y, con cuidadosa pericia, cogió el dedo de su marido dormido y puso su huella en el sensor táctil del aparato, única fórmula de desbloquear el móvil encriptado, que hasta entonces había resultado inaccesible.
Abierta en canal la información de la pantalla, la dama consultó los "wasaps", correos y llamadas que no tardaron en confirmar sus sospechas. Su pareja le era infiel desde hacía algunos meses, con profusa muestra de galanteos, calenturas, fotografías y efusiones eróticas con su amante que le salieron al paso en todos los archivos.
Hasta aquí el relato de un adulterio descubierto como tantos miles, por la imprudencia de los amantes que dejaron sus rastros por doquier, pero lo mejor de la historia es que la mujer en lugar de rumiar su amargura hasta el final del trayecto, durante el que al parecer ya había trasegado algunos espirituosos, montó en cólera y empezó a sacudir porrazos y golpes al atolondrado marido, que se despertó entre mamporros e insultos en estado de estupidez supina, con gran alarma para el pasaje y la tripulación, que no consiguió reducir de ninguna manera a la agraviada y tuvo que solicitar un aterrizaje de emergencia en el aereopuerto de Chennai, donde la familia fue desalojada sin contemplaciones.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies