¡Tierra a la vista!

11.11.2017 | 04:45
Juan Antonio García Iglesias

Fue el serviola de la carabela colombina "Pinta", Rodrigo de Triana —que ni se llamaba Rodrigo sino Juan, ni era de Triana sino de Lepe—, quien pasó a la historia al grito de ¡tierra a la vista!, señalando así el momento del descubrimiento del Nuevo Mundo el 12 de octubre de 1492, así como el inicio de una nueva era que dejaba atrás la medieval dando paso a la moderna, lo que marcó por su trascendencia un antes y un después en la historia universal.
Otro que vio tierra, en este caso muy cerca, tanto que saltó a ella sin pensar en las consecuencias fue Francesco Schettino. Seguramente no sepan quién es este personaje, pero si le digo el nombre del barco que mandaba: "Costa Concordia", tal vez recuerden al capitán que por una imprudencia inconcebible en alguien mínimamente responsable embarrancó su barco frente a la isla italiana del Giglio el 13 de enero de 2012. A bordo iban 3.200 turistas a los que dejó abandonados a su suerte, que pudieron salvarse gracias al resto de la tripulación, que supo estar donde y cuando tenía que estar haciendo lo que tenía que hacer. No obstante 32 muertos quedaron a bordo. El capitán Schettino, lejos de ser el último en abandonar el barco fue el primero, o casi, al escapar impulsado por el instinto de supervivencia adelantándose a las ratas si alguna hubo. Un tribunal lo sentó en el banquillo, desde el que no supo ni pudo, justificar la maniobra con la que echó a perder el barco ni el comportamiento miserable e indigno por impropio de un jefe, y en la cárcel está por ello cumpliendo 16 años de condena.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies