La revolución que viene

11.11.2017 | 04:45
Juan Carlos García-Regalado

Como estamos tan preocupados por problemas "folclóricos", como el independentismo catalán, el Brexit, la injerencia rusa en las políticas occidentales, el acoso sexual planetario, la dieta de Brigitte Macron, el modisto de la Reina Letizia, y por supuesto Trump, no hay hueco pues para lo verdaderamente importante, o lo que debería ser lo verdaderamente importante, el progreso y el bienestar sociales y que sólo son posibles con la estabilidad como compañera de viaje.
Después de lo mucho que hemos sufrido con la crisis desde el ya lejano 2008, y de la que aún no hemos salido por mucho que digan -y en Salamanca menos, pues en esto somos portugueses, "vivimos en la crisis"-, seguimos en Babia y no hemos regresado por culpa de problemas o "movidas" que lo único que hacen es entretener y desviar la atención de nuestros verdaderos problemas y cómo superarlos.
Vivimos en un mundo que funciona por inercia, sin bases -en el caso de España nos salvan todavía las bien pensadas estructuras franquistas, sanitarias o hidráulicas- ni objetivos, pues los gobiernos gestionan para el día a día, aterrados como están con el futuro. El futuro, sencillamente, no existe ni queremos que exista y el que venga detrás que arree, parece ser el lema de nuestros días en una sociedad acobardada, improductiva, y mayoritariamente estéril en ideas.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies