Tiempo de castañas

05.11.2017 | 04:45
Román Álvarez

Reales, es decir, frescas, crudas, asadas, en almíbar o pilongas. Y metafóricas, o sea, las que se reparten estos días en forma de reclusiones carcelarias precautorias ante los posibles delitos protagonizados por una caterva de botarates que ahora vienen con el ay, ay, ay. O las castañas que le caerán antes o después –metafóricas también, pero no menos dolorosas— al exhonorable fugitivo que les metió los perros en la danza independentista y se descuelga con el "que no os pase nada" o "pasa tú primero, que a mí me da la risa".
El jueves, el mundo miraba hacia Soto del Real, posible hospedaje de unos previsibles huéspedes a quienes finalmente el brazo de la justicia alojó en otros carcelarios habitáculos, acaso porque Soto del Real estará completo con tantos reclusos procedentes de la prez de la delincuencia como han llamado a sus puertas, abiertas al punto de par en par. Por cierto, que hasta hace unas décadas el pueblo de Soto del Real era el Chozas de la Sierra de toda la vida, pero mira por dónde hicieron arzobispo a uno de sus preclaros hijos, Casimiro Morcillo, padre conciliar para más señas. Entonces, las autoridades locales consideraron que la cuna de tan egregio varón debía tener un topónimo postinero. Y helo ahí, ahora asociado no tanto al obispo como al penal. Avatares de la tradición "penitencial".

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies