Aparición en el Paraninfo

13.10.2017 | 04:45
Santiago Juanes

El alma de Unamuno siempre estará en el Paraninfo de la Universidad de Salamanca, seguramente repartido también entre su casa de Bordadores, el despacho rectoral y la escalera de Letras, donde se colocó el busto de Victorio Macho que fiscaliza todos los días el trajín de los estudiantes. De un tiempo acá, ese alma se hace visible el 12 de octubre, coincidiendo con el aniversario del episodio de aquel Día de la Raza que metió al Paraninfo en la Historia. Unamuno resulta en esos momentos tener un parecido excepcional con el actor José Luis Gómez y recrea aquello que ocurrió: Millán Astray proclamando el ¡viva la muerte! y ¡muera la inteligencia", y Unamuno reclamando qué clase de paradojas son esas. De fondo se escuchan los aplausos y los insultos de partidarios y contrarios. ¿Pero ocurrió realmente así? Parece mentira, pero de aquello sabemos muy poco, dice Jean-Claude Rabaté, uno de los grandes biógrafos de Unamuno junto a su esposa, Colette, y eso que sabemos igual no fue como nos lo han contado. El matrimonio Rabaté tiene en máquinas un libro sobre Unamuno y la Guerra Civil, y otro con epistolario de don Miguel. En ambos se arrojará algo de luz sobre aquello. En estas apariciones de Unamuno el 12 de octubre, conjuradas desde el aniversario, dialoga con Millán Astray, avisa del suicidio al que marchaba España aquel 36, recuerda alguna poesía y una carta donde repite el vencer no es convencer. Cuando termina se hace la oscuridad y el público sale de un trance y aplaude.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies