¡Sigue el esperpento!

11.10.2017 | 04:45
César Lumbreras

Si no fuese por la gravedad de la situación para Cataluña y el resto de España, lo de Puigdemont de ayer por la noche daría para hacer un montón de chistes. Comenzando por el retraso de más de un hora en el inicio de la sesión, hasta llegar a la declaración de independencia, pero suspendiendo su aplicación diez segundos después, no se sabe por cuánto tiempo. Es muy pronto para conocer cómo van a reaccionar los de la CUP, más allá de sus críticas iniciales al presidente catalán. La gran incógnita a la hora de escribir estas líneas era si sus juventudes se van a dar "al mambo" que anunciaron unas semanas, o van a optar por estar tranquilas, cosa que me extrañaría mucho. No hay que olvidar que las huestes de la CUP son herederas del movimiento anarquista y libertario que tanta fuerza tuvo en Cataluña, especialmente en Barcelona, durante los últimos años del siglo XIX y las cuatro primeras décadas del XX, hasta finales de la Guerra Civil.
Lo de Puigdemont ha sido, en apariencia, un quiero y no puedo. Sin embargo, dejar el análisis de lo sucedido ayer en este punto sería muy simplista. Porque, al margen de lo que hagan los de la CUP y los "dos Jordis", los máximos dirigentes de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y de Ómnium Cultural, piezas claves en todo el proceso, ahora falta por ver cómo responde el Gobierno de Rajoy ante la oferta tramposa de diálogo y negociación lanzada por el presidente catalán, de cara sobre todo al exterior.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies