Otoño

29.09.2017 | 04:45
Miguel Cid

Este otoño que acaba de comenzar, estrena como siempre su caudal de sensaciones, y también sus sonidos o silencios pero, sobre todo, la gama de colores que le caracterizan, los ocres, los morados, los amarillos o los rojizos que forman esa sinfonía cromática que se repite anualmente. Pero este año de sequía pertinaz, su adjetivo inseparable, tiene consecuencias dolorosas e, incluso dramáticas y si no que se lo pregunten a nuestra gente de campo, que está viviendo, en muchos casos malviviendo, un auténtico desastre.
Y es que la época otoñal, pródiga en tristeza, nostalgia y melancolía ofrece, también, síntomas específicos y únicos, según los expertos, que van desde la disminución de la capacidad de defensa del organismo hasta el aumento de virus y bacterias así como de problemas respiratorios. Pero, igualmente, la naturaleza se renueva y se gestan frutas como la granada y, especialmente, la uva, cuya cosecha, la sequía ha adelantado, haciendo bueno el Santo del día de hoy: San Miguel de Vendimias.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies