Rebeldes, mártires y revolucionarios

25.09.2017 | 04:45
Rebeldes, mártires y revolucionarios

Bajo la protección del Cristo del Amparo caminamos por la senda peligrosa, como Lou Reed, hacía el 1-0. El Cristo del Amparo protege a los puchereros de Tamames, que si no inventaron el cocido estuvieron muy cerca de elevarlo a los altares. Aún hoy, Rosa Vidal cuando se pone demuestra que la mano guisandera de las puchereras produce gloria. Ha decaído el cocido de Tamames, con lo que fue en otros tiempos, porque recuerdo cuando recalaban allí todos los días coches llegados de Salamanca que servían después para dormir la modorra que producía el cocido de aquel pueblo. El pueblo del cocido, la torta y el Cristo del Amparo, bajo cuya protección andamos estos días, en los que tanto se habla de la soberanía nacional.
Repaso notas y encuentro las del discurso inaugural del curso universitario en el Paraninfo de la Universidad de Salamanca. Con los Reyes. Íñigo Méndez de Vigo, ministro de Educación, aludió en el suyo a la figura de Muñoz Torrero, una de las almas de la Constitución de 1812. Estudiante en Salamanca, teólogo, filósofo, sacerdote, renovador universitario, rector, mecenas protector de la Biblioteca Universitaria y otros fondos, hombre de paz y al cabo de sus días político. Murió preso y torturado en Portugal, perseguido por sus ideas liberales. Fue de los más empeñados en que aquella constitución recogiese que la soberanía de la nación recaía en el pueblo y solo en el pueblo. Este es uno de los asuntos que nos han traído a empujones hasta esta semana y estas vísperas.
Semana de mártires. Este jueves Béjar recuerda a los suyos, que también confiaron en que la soberanía nacional radicaba en el pueblo. Era 1868. Una revuelta general conocida como "La Gloriosa" recorre España, aunque al final parecía que sólo Béjar se había alzado. Y por eso recibió la visita de las tropas que fueron repelidas con lo poco que había, si bien, al final, entraron en la ciudad, saquearon y asesinaron. Cayeron 31 bejaranos que pasaban por allí y que fueron bautizados como los "Mártires de la Libertad", a los que se recuerda cada 28 de septiembre, aniversario de la matanza. El pueblo protagoniza en su recuerdo una marcha cívica desde los cañones al cementerio. Béjar, entonces y ahora, estaba celebrando la feria de San Miguel. Así de contradictoria pueden ser las revoluciones.


Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155 Fax admon. y publicidad: 923 258404
Aviso legal  |  Política de cookies